Inicio»Deportes»Antonio García sale triunfal en gran duelo de banderillas

Antonio García sale triunfal en gran duelo de banderillas

0
Compartidos
Google+

HECELCHAKÁN.— Ante una muy buena entrada de más 4 mil personas en los palcos tradicionales, tanto en baranda como en sillas, se realizó gran duelo de matadores banderilleros entre Uriel Moreno “El Zapata” y Antonio García “El Chihuahua”, frente a toros de la ganadería jalisciense de San Marcos.

La corrida, enmarcada dentro de la Fiesta Taurina Hecelchakán 2014, dio inicio a las 6 de la tarde, pero el ambiente se dejó sentir desde antes con la llegada de los aficionados a la fiesta brava de todo el Camino Real, que acudían para presenciar este duelo entre lidiadores que dieron todo de sí para satisfacer el ojo de los amantes de la tauromaquia, compitiendo en el segundo tercio con las artes de las cuales son destacados ejecutantes.

El Zapata abrió el festejo taurino con faena a “Jornalero” de 503 kilos, con el que consiguió algunas buenas tandas y adornos con el capote; con las banderillas lo hizo muy bien, y se llevó las palmas. Y en la suerte máxima, de una sola estocada acabó con su rival para llevarse la primera oreja de la tarde; y aunque el público pedía que se le otorgara la segunda, el juez de plaza no lo concedió.

El Chihuahua, por su parte,  se enfrentó a “Soldado”, de 500 kilos. Su faena le valió la ovación del público, reconociendo el coraje y valor que puso en el ruedo, pues la sensación de peligro siempre estuvo presente. Y el diestro, con el toro  en el suelo, tocó la sangre con las manos marcándose el rostro.

El tercer animal “Purux”, de 510 kilos, fue bien recibido por Uriel Moreno, un viejo consentido de la afición de la región, por lo que le aplaudieron todo, y el  torero mostró facultades y valor  principalmente con las banderillas; sin embargo al tirar a matar clavó demasiado la espada, pero el burel no murió de inmediato y se tuvo que recurrir al descabello.

Para cerrar el duelo, Antonio García, sabiendo bien qué necesitaba para emparejar el duelo, recibió a “Gitano”, de 498 kilogramos, y logró cuajar tandas de gran valor con las banderillas, como se esperaba, y no fallaría para, acto seguido, con la espada hacer el remate muy bien y una certera estocada terminar con su rival, acción que le permitió conseguir dos apéndices.

Ante una gran faena y el otorgamiento de dos apéndices, al culminar la segunda gran corrida de toros con ejemplares de la ganadería de San Marcos, del Estado de Jalisco, el matador Antonio García “El Chihuahua”, salió en hombros de la plaza de toros tradicional Hecelchakán.

Noticia anterior

Concluye en Playa Bonita con éxito Torneo de Pesca Infantil

Siguiente noticia

Vigente, legado de Jenni Rivera