Inicio»Deportes»Gamero triunfa en corrida

Gamero triunfa en corrida

0
Compartidos
Google+

Emiliano Gamero resultó el triunfador con una oreja cortada, en la tradicional corrida de rejones en la Plaza de Toros Mérida, tercera fecha de la temporada taurina 2014-2015, ante tres cuartos de entrada en los tendidos y astados de Carranco (dos), Real de Solera (tres) y uno de El Junco.

Una vez más los aficionados se quedaron con las ganas de observar una tarde histórica y por enésima ocasión no se contó con un buen encierro. La jornada fue rescatada por los valientes forcados.

El primero en salir al ruedo fue el veterano y experimentado Horacio Casas, quien enfrentó a “Año Nuevo” de 515 kilogramos.

El más experimentado del cartel exhibió a sus bellos caballos, pero no pudo cuajar la faena que hubiera deseado en sus dos toros, aunque en algunas ocasiones mostró destellos de su calidad con un buen par de banderillas y en el rejón de muerte estuvo impecable.

En su segunda intervención, el veterano fulminó con media estocada a su burel de nombre “Piñatero”, de 492 kilos. Con ello, sólo se llevó la ovación de la gente y una vuelta al ruedo por petición en su primera participación.

El segundo en turno fue Gastón Santos, para muchos el de mayor calidad de los tres, pero padeció con su primer ejemplar “Xilitla”, de 542 kilogramos, pues el animal salió soso, no corría y en ningún momento ayudó al matador con sus rejones de castigo, así como con su par de banderillas.

Seguidamente, Santos enfrentó a “Llamazares”, de 498 kilos, más dinámico que el anterior. Sus rejones de castigo fueron certeros, al igual que sus banderillas largas y medias, para luego matar al primer viaje.

El público solicitó la oreja, pero el juez Ulises Zapata León sólo concedió una vuelta al ruedo.

Por su parte, Emiliano Gamero enfrentó a “Nohoch” y “Mir-Mir”, de 540 y 490 kilogramos, respectivamente. En su primera, salida Gamero se vio valiente, al esperar al burel en la puerta de toriles y lo recibió con vuelta al ruedo, poco a poco fue maniatando a su ejemplar que le dio batalla y que al final de cuentas terminó matando con seguridad y autoridad para alzarse con la única oreja de la tarde.

En su segunda oportunidad, Gamero intentó y mostró hechuras, incluso volvió a eliminar a su enemigo sin muchos contratiempos, pero Zapata León únicamente le permitió vuelta al ruedo.

Los Forcados Mexicanos concretaron sensacionales pegas con el tercero y cuarto de la tarde.

Noticia anterior

Pan y rosca de reyes no tendrán aumento

Siguiente noticia

Continúa trabajo para embellecer la ciudad