Inicio»Deportes»Torneo de pesca sin peces

Torneo de pesca sin peces

2
Compartidos
Google+

 CANDELARIA.— El río Candelaria fue el escenario en el cual se desa­rrolló un concurso de pesca de robalo “único e increíble”, pues contó con el accionar de 108 participantes que durante dos días no pescaron nada.

La situación dejó estupefac­tos a los organizadores, que sorprendidos reconocieron que nunca había pasado esto.

Lo anterior solo permite concluir que existe un terrible problema de explotación natu­ral causado por los pescadores ilegales.

Al certamen convocó la Asociación Nacional de Pesca Deportiva junto con Jeremías Gómez, capacitador en la dis­ciplina.

Aunque no hubo capturas, los visitantes se llevaron una buena impresión de Cande­laria y sus bellezas naturales, como las cascadas y el “Cerro de los Muertos”, que es una zona arqueológica situada a orillas del afluente.

Gómez aseveró que lo ocu­rrido debe preocupar a los lugareños, pues se están que­dando sin peces por no respe­tar las reglas impuestas por la Comisión Nacional de Pesca (Conapesca).

Destacó que ahora solo que­da intentarlo el próximo año y en otra época, para ver si hay éxito.

Tachó de “insólito” lo suce­dido y culpó a las autoridades por no hacer cumplir la veda desde un mes antes.

De nuevo fueron resaltados los atractivos turísticos con que cuenta el lugar, al pare­cer para aligerar la vergüenza por lo acontecido, ya que hubo concursantes de Guatemala y prensa internacional, que se llevaron una mala impresión.

En cuanto a las autoridades locales, se disculparon y com­prometieron a cambiar la fe­cha del concurso para 2018.

Debido a la presión ejercida, se rifaron varios premios, en­tre ellos un auto Aveo último modelo, que se ganó la niña Olga Fernanda Miguel Fernán­dez, originaria de Ciudad del Carmen, quien en compañía de sus padres recibió el vehículo de manos de los funcionarios municipales.

El segundo premio lo obtu­vo Manuel Inurreta, de Playas de Catazajá, Chiapas, quien se agenció un motor Suzuki de 15 H.P.

El tercero fue para Manuel Jesús Jiménez, de Candelaria, quien terminó siendo el pro­pietario de una Lancha Alu­mar de 14 pies.

Noticia anterior

Alerta “trans” sobre los pseudo cirujanos

Siguiente noticia

Vecina da salchicha envenenada a niñas