Inicio»Deportes»Cómo alcanzar tus sueños

Cómo alcanzar tus sueños

0
Compartidos
Google+

Para todos aquellos que quieren, pero no se animan. Jamás debemos darnos por vencidos, nuestra obligación es ser mejores todos los días, cuando de superación y sueños por alcanzar se trata.

Basta de lamentos, basta de pretextos, basta de críticas, levántate y ponte a trabajar por ese sueño que tienes. Nunca es tarde, ten ánimo, esperanza y fe; cree en ti, en tu potencial, repítete mil veces lo bueno que eres y lo mejor que puedes ser si te esfuerzas.

Expondré de manera sencilla algunas experiencias que tengo con mis alumnos o pacientes, que estoy seguro te servirán de lección y reflexión. Muchos tienen objetivos muy altos, por ejemplo: correr un maratón o bajar 15 kilos en dos meses, o tener músculos más grandes en cuatro semanas.

Cada una de nuestras metas debe ir acompañada de esfuerzo directamente superior a ellas. Debe ser una meta real y alcanzable para que no cree ese sentimiento de fracaso o frustración, que termina sepultando los sueños en el baúl de la mediocridad.

Por ejemplo, si quieres correr un maratón lo primero que tienes que hacer es entrenar, y aquí podríamos platicar mucho acerca de los parámetros y lineamientos para hacerlo, pero no es el motivo de este artículo.

Muchos desean correr pero ponen mil pretextos: hoy, el trabajo; mañana, las vacaciones; ayer, me enfermé; en dos semanas, tendré reuniones, etc. Así no se puede, punto.

Si quieres realmente alcanzar tus sueños, en palabras coloquiales tienes que chingarle, no hay de otra; planificar tus comidas, tus tiempos entre el entrenamiento, la familia y el trabajo; darle prioridad a tus sueños, de eso se trata. Todos podemos lograr lo que nos propongamos, pero no todos tienen la disciplina, constancia y determinación para lograrlo.

Muchos festejan acabar un maratón como si fuera un extraordinario logro, pero no lo es. Lo son las interminables horas de entrenamiento, sacrificio y concentración que se hicieron para lograr ese sueño. Por eso siempre mi consejo para mis pacientes y atletas es disfrutar el proceso, porque la medalla es el fin.

Debemos celebrar aquellos días nublados y lluviosos cuando tenemos que levantarnos a las cuatro de la madrugada a entrenar; eso sí se celebra porque es una clara muestra de que nuestro esfuerzo es superior, y por mucho a nuestros sueños. De eso se trata, nada más.

 

NUNCA ES TARDE

Esfuérzate, supérate, nunca es tarde para lograr tus sueños; no te creas demasiado viejo o débil o torpe para lograr una meta. Si trabajas para ella te aseguro que lo lograrás, porque naciste para ser un campeón y los campeones no se hacen en el campo de los lamentos, se forjan en horas y horas de entrenamiento, sudor, cansancio y dolor. Por eso son campeones.

Que nadie te haga creer lo contrario al éxito. Tienes derecho de ir por él hoy y siempre. Yo sé que puedes, yo sé que puedes.

Si hoy tienes un sueño, tómate el tiempo de reflexionar sobre él, ver sus alcances y escribir sus realidades. Organízate, platícale a las personas que están cerca de ti o dependen de tu tiempo cuáles son tus planes, eso facilitará mucho el proceso en lograrlo. Escríbelos en un lugar visible, donde diario los puedas ver y motivarte constantemente.

Apunta tus logros diarios, y cuando no logres objetivos diarios, date tiempo de reflexión para que aprendas en el proceso. No te des por vencido a la primera adversidad o critica de familiares o amigos; tendrás muchas más de lo que crees, pero recuerda que naciste para ser un campeón.

Mucha fe y la frente siempre en alto en la gloria y en la derrota. Si das lo mejor de ti, qué importa el resultado. La vida misma es una revancha para ser mejores todos los días. Ánimo hoy y siempre. Confío en ti. Nos leemos pronto.

Manuel Sosa Gantús

Noticia anterior

Fracasa el Sistema de Transporte en Mérida

Siguiente noticia

Piden atastecos liberación de familiares detenidos