Inicio»Deportes»Misión cumplida: XI exitosa Carrera de la Convivencia

Misión cumplida: XI exitosa Carrera de la Convivencia

0
Compartidos
Google+

Amaneció y los primeros rayos del sol iluminaban el firmamento campechano. El comité organizador trabajaba en los últimos detalles para que todo saliera como lo planeado, pues estaba en puerta la décimo primera “Carrera de la Convivencia 10K-5K Tribuna 2018”, con un total de mil 815 participantes.

La zona cero: la explanada del Foro ”Ah Kim Pech” se empezó a poblar con playeras sublimadas en amarillo, verde y rojo; una hermosa vista que tomaría forma al ritmo de la música, cuando el invitado de honor: “Paco Raptor” Manzanares ofreció sus primeros movimientos en el entarimado, con lo que dio comienzo la fase de calistenia, todos siguiendo los pasos de quien fuera el campeón de las difíciles carreras Survival Run 100 K, en Nicaragua, y la de la Isla de Ometepec, al sur de ese país.

Enseguida el sonido local llamó todos a posición y decenas, qué decir: cientos de atletas, tanto jóvenes como adultos y veteranos esperaron ansiosos el disparo de salida. La prueba había iniciado.

Los menos avezados intentaron con un rápido sprint tomar la punta; pero poco a poco se fueron rezagando al no haber hecho la estrategia, adecuada.

Atrás de los exponentes venían los competidores “recreativos”: niños en bicicleta, jóvenes, adultos y abuelos, incluso en patines; otros en silla de ruedas o con sus mascotas, los cuales harían el recorrido de 5 kilómetros.

Tras veinte días de trabajo, Arturo García Hernández, oriundo de la sierra de Chiapas, cruzó triunfal la línea de meta, proclamándose ganador de la prueba máxima: la Libre. Muy a atrás de él, a más de 8 minutos, arribaron sus cercanos seguidores.

Luego de cortar el listón de meta, mencionó que para esto se trabaja corriendo en la sierra, y que venir a este hermoso malecón, fresco y cálido, es suficiente para disfrutar su triunfo; agregó que en Chiapas había ganado otras competencias. Pero que esta le gustó, encantó y felicitó a sus organizadores y patrocinadores.

Los que entraron muy detrás de él lo hicieron por más de una hora de diferencia en los 10 kilómetros; todos empapados de sudor, algunos con el último aliento en el alma; otros buscando sentarse.

Parte del panorama se lo llevaron los chavos scouts, que estuvieron prontos a entregar saborines y otros abasteciendo con bebidas rehidratantes en la zona de arribo, sabiendo que el objetivo, como diría Paco Raptor con su lema “Never Stop”, estaba cumplido, y que todos son exitosos.

Noticia anterior

Educación y salud, herramientas para salir adelante: Castro Bello

Siguiente noticia

Sin freno tráfico ilegal de madera en Calakmul