Inicio»Deportes»Jet ski, de juguete poderoso a vehículo de competencias

Jet ski, de juguete poderoso a vehículo de competencias

0
Compartidos
Google+

Las modernas lanchas motoras fueron creadas por el ingeniero neozelandés William Hamilton en 1960, con la intención de crear un medio de transporte individual o con acompañantes, que permitiera usar las rutas fluviales como una alternativa rápida y eficaz.

Para tal fin creó varios modelos, tanto para un piloto como para más tripulantes, todos ellos pequeños, concisos y confiables y que en su momento no recibieron el reconocimiento de los expertos ni de los especialistas.

Su prueba de fuego llegó cuando sus primeras embarcaciones de motor a chorro: Kiwi, Wee Red y Dock fueron puestas en acción ni más ni menos que en el caudaloso y peligroso río Colorado, en Estados Unidos.

La prensa hizo eco de la noticia, con más morbo que creencia y cubrió el evento. Pero Hamilton les calló la boca cuando sus tres naves acabaron el recorrido entre las furiosas corrientes. Había nacido el bote a reacción, que pronto recibió atención por su potencial, sobre todo para su uso deportivo.

La primer empresa que se fijó en esto fue la Kawasaki, que en 1973 realizó el primer Jet Ski de la historia, cuyo prototipo dio lugar a las modernas motos acuáticas que ayer pudimos presenciar en la Motonáutica 2019 en esta ciudad.

En cuanto a la velocidad alcanzada por estas máquinas, la menos poderosa tiene como límite los 65 kilómetros por hora, y la de mayor potencia llega a acelerar hasta los 125 kilómetros por hora.

Noticia anterior

Todo un éxito Gran Premio Motonáutica

Siguiente noticia

Sensacional baile callejero con Los Súper Caracoles