Inicio»Elecciones 2018»Alto funcionario de PRI estatal se une a Morena

Alto funcionario de PRI estatal se une a Morena

0
Compartidos
Google+

YUCATÁN.- Los expanistas Sofía Castro Romero y Santiago Alamilla Bazán anunciaron ayer oficialmente su adhesión a la campaña de Joaquín Díaz Mena, abanderado para la gubernatura del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), pues afirmaron que México y Yucatán necesitan de una urgente transformación.

Luego de desistir de sus aspiraciones como independientes a la candidatura al Gobierno del Estado y la alcaldía de Mérida, por inconsistencias en la recolección de firmas de apoyo ciudadano, Castro Romero y Alamilla Bazán negaron que su apoyo a Morena sea oportunismo político luego de ser “rechazados”.

Como se informó, el Instituto Nacional Electoral (INE) documentó 32 mil inconsistencias en la recolecta de firmas de ambos aspirantes independientes. El árbitro electoral revisó la veracidad de los apoyos ciudadanos, y detectó que de las 34 mil firmas que obtuvo Castro Romero 22 mil tuvieron irregularidades, mientras que para Alamilla Bazán, de las 14 mil presentadas, 10 mil reportaron anomalías.

En conferencia de prensa, Díaz Mena rechazó que estas irregularidades que presentaron sus ahora colaboradores vayan a afectar de alguna manera su campaña política, pues ambos han demostrado tener liderazgo y seguidores en los trabajos que han desempeñado.

De igual manera, se sumaron al proyecto que encabeza Andrés Manuel López Obrador el expriísta Leandro Espinosa Romero, quien se desempeñaba como secretario técnico del Consejo Político Estatal del tricolor; y el exdirector del actual Ayuntamiento de Mérida, Antonio Peraza Valdez.

Castro Romero sostuvo que su adhesión al proyecto de Morena no es un capricho, pues dijo coincidir con la ideología que impulsa ese instituto político, como es acabar con la corrupción y la impunidad que tanto daño han hecho al país y a Yucatán con el bipartidismo que han imperado con el PRI y el PAN.

“Manifiesto mi voluntad y mi disposición para unirme al proyecto de Morena. Y ahora, ante los altos niveles de corrupción, desvío de recursos, empresas fantasma, lavado de dinero, impunidad y violencia, estoy convencida de que México requiere urgentemente una transformación, y en ese sentido, me uno al movimiento de Morena”.

Aclaró que las únicas inconsistencias que se han registrado se encuentran en el proceso electoral, específicamente en el método que se utilizó para la recolecta de firmas, que fue hecho exprofeso para que los independientes, quienes buscaban representar al ciudadano, no lograran registrarse a un cargo de elección popular.

Por su parte, Alamilla Bazán coincidió en que los tiempos no están acordes para tener la figura independiente, pues desde el primer día de precampaña encontraron trabas para lograr la inscripción, y por ello desistieron de su intento por contender en las elecciones del 1 de julio.

“Es un hecho que los partidos políticos (PRI y PAN) están más enfocados en proteger a sus cúpulas, sus derechos adquiridos, y han olvidado que se deben a los ciudadanos. Entonces, es una oportunidad de regresarle el poder a la ciudadanía”.

“Huacho” Díaz Mena precisó que quienes se suman a su proyecto no ocuparán directamente una candidatura, se adhieren al proyecto que encabeza López Obrador, y se ponen a disposición del partido para que en los términos legales que queden hasta el domingo, dirigentes de Morena consideren si en un momento dado les dan algún espacio.

“De no ser así, estaríamos integrándolos de tiempo completo a la campaña estatal, y posteriormente en espacios en el Gobierno que vamos a encabezar, primero Dios”.

El candidato de Morena respondió a las declaraciones del exdirigente panista, Raúl Paz Alonzo, en el sentido de que su candidatura obedece al PRI, expresando “es una payasada, y seguramente se le cayó la lengua a pedacitos, sangrando su boca”.

Díaz Mena y los demás candidatos de Morena se registrarán este domingo a las 11 horas ante el Iepac.

Noticia anterior

Embisten a un joven motociclista

Siguiente noticia

Urge a México Plan “B” contra Trump