Inicio»Elecciones 2018»Frontal, el combate a la corrupción

Frontal, el combate a la corrupción

0
Compartidos
Google+

El combate a la corrupción tiene que ser frontal, directo, sin excusas ni miedos, advirtió Christian Castro Bello, candidato a senador de la República por la coalición “Todos por México”, tras proponer que quien malverse recursos públicos o incurra en otros actos que lastiman a la sociedad, sea inhabilitado de por vida.

El candidato endurece el gesto, aprieta las mandíbulas y cierra los puños al exponer que quien ha tenido o tiene un cargo público y hace mal uso de los fondos que pertenecen al pueblo, no deben tener otra oportunidad. Por eso propondremos la inhabilitación permanente de servidores públicos cachados en actos de corrupción.

Esa será una de mis tareas en el Senado de la República al recibir la confianza ciudadana para ocupar esa curul, junto a Rocío Abreu Artiñano, mi compañera de fórmula, apuntó.

La corrupción lastima a todos, ciudadanos, entidades y el país. Es mal que hay que combatir con decisión y los mayores esfuerzos. La sociedad está cansada de funcionarios y políticos que aprovechen la posición para obtener indebidamente recursos, canonjías y privilegios. Por eso no se les debe dar otra oportunidad en ningún nivel de la administración pública, remarcó.

El candidato de la alianza PRI, PVEM y Nueva Alianza indicó que pedir perdón o renunciar no basta. La confianza que nos dan los ciudadanos es para servirlos y no servirnos. Alcanzar una posición obliga a conducirnos con humildad, honestidad y transparencia en todos nuestros actos. Es un deber ético y de moralidad. Hay que devolver a la función pública el honor que merece.

Por ello, eleva la voz y advierte la necesidad de revisar con profundidad la Ley General de Responsabilidades Administrativas, que actualmente impone a los corruptos inhabilitación de hasta 20 años.

Voy a exigir que sea un requisito para ser funcionario público en cualquier de los tres niveles de gobierno, no haber sido inhabilitado por sentencia firme por actos de corrupción. Los pillados no deben volver a poner los pies ni en los pasillos de una oficina gubernamental. Ese es mi compromiso. Y voy a cumplirlo, indicó. Los campechanos pueden estar plenamente seguros.

Noticia anterior

El reto: que más gente vaya a votar

Siguiente noticia

Lamentable la depredación del mangle, señala Itxhuita