Inicio»Espectáculos»Entre el porno y el cine de autor

Entre el porno y el cine de autor

0
Compartidos
Google+

COPENHAGUE.– ¿Es o no es una película porno? El polémico director Lars von Trier vuelve a causar sensación en el mundo cinematográfico con su nuevo drama “Nymphomaniac”, una película, cuya versión acortada dura cuatro horas y que relata la intensa historia de vida de una mujer adicta al sexo.

Con maestría, el enfant terrible danés supo cómo atraer a los medios y causar un enorme revuelo antes del estreno.

En la primera promoción se podían ver pósters de los protagonistas, desde Charlotte Gainsbourg hasta Uma Thurman pasando por Shia LaBeouf, con expresiones de estar siendo un orgasmo en el rostro. El mensaje que se quería transmitir es que en la cinta todos practican el sexo, otra cosa es cómo. Para verlo habrá que esperar al 25 de diciembre, el estreno mundial de la primera parte (la segunda llega el 24 de enero, a España).

Pero lo más escandaloso es que ni siquiera se trata de escenas de verdadero sexo. “Apenas uno ve el momento de la penetración, ya no somos nosotros”, dijo la protagonista Charlotte Gainsbourg, una de las actrices favoritas de Von Trier. Gainsbourg dijo que no muestra su propia vagina. “Hemos usado genitales artificiales, que son colocados sobre los genitales de los actores”, explicó la productora Louise Vesth.

Pese a ello, los artistas no podían ser vergonzosos en el set. “Que te coloquen a las ocho de la mañana una prótesis de vagina fue un poco embarazoso”, indicó Gainsbourg. Además aclaró que la película no es pornográfica, pese a las escenas de sexo explícito, sexo oral y masturbaciones, sino más bien un “viaje por la vida de una mujer, que es extremadamente crítica consigo misma”, añadió la actriz.

Los actores se entregan sin condiciones al director Van Trier, temido, con mala fama y también admirado en el ámbito cinematográfico. “Siempre que llama digo que sí”, relató el sueco Stellan Skarsgård, que interpreta a Seligman en la ficción.

Aún cuando el cineasta danés le reveló que no iba tener relaciones sexuales, sino que iba a tener que mostrar una vez ante la cámara a su pene “muy flácido”, el actor, de 62 años, no se desanimó.

Además de Skarsgård y Gainsbourg, una serie de caras conocidas se dejaron atraer por “Nymphomaniac”. Christian Slater y Willem Dafoe tienen papeles secundarios en la película, cuyo tema musical principal es interpretado por la banda de rock Rammstein. Von Trier aceptó hacer una versión “corta” de cuatro horas de su película que dura en total cinco horas y media, pero que, según anunció su empresa productora, pretende estrenar en el año próximo.

Noticia anterior

Beneficiará a isleños la reforma energética: MC

Siguiente noticia

Choca a una camioneta; 30 mp en daños