Inicio»Espectáculos»Lupita Nyong’o, nueva princesa de Hollywood

Lupita Nyong’o, nueva princesa de Hollywood

0
Compartidos
Google+

URUGUAY.– Lupita Nyong’o ganó el Premio SAG a la Mejor Actriz de Reparto, el Óscar a la Mejor Actriz de Reparto, y ha sido nominada al Globo de Oro en la misma categoría por “12 años de esclavitud”, entre otros premios internacionales.

Hija de refugiados políticos de Kenia, Lupita nació el 1° de marzo de 1983. Su padre fue ministro de Servicios Médicos en Kenia y su prima, Isis Nyong’o, fue nombrada como una de las mujeres más poderosas de Kenia por la revista Forbes, en 2012.

Lupita volvió a su país natal cuando tenía un año, pero a los 16 se fue a a México otra vez a aprender español. Terminó sus estudios en la Universidad de Hampshire, graduándose en estudios teatrales. Hoy vive en Brooklyn con su hermano.

Colaboró como productora en la película “El jardinero fiel”, de Fernando Meirelles. También participó como actriz en una serie en Kenia y en 2009 se incorporó a la Escuela de Drama de Yale. Una vez graduada, fue seleccionada para participar en “12 años de esclavitud”.

Desde que ganó el Óscar no ha parado de subir sus impresiones a Instagram. La actriz pronunció un emocionante discurso sobre la belleza negra durante un almuerzo organizado por la revista Essence al recibir el premio a actriz revelación del Black Women in Hollywood.

Sus palabras causaron asombro cuando Lupita confiesa que de pequeña se sentía fea, y tras ver las imágenes que muestran la televisión, sólo quería ser blanca y que el odio a su color de piel se acrecentó en la adolescencia.

Al finalizar su discurso, dice que espera que todas sientan la validación de su belleza exterior pero también que trabajen profundamente en ser bella por dentro. “No hay sombra alguna en esa belleza”, puntualiza.

Las emocionantes palabras de la actriz son:

“Quiero tomar esta oportunidad para hablar acerca de la belleza, de la belleza negra, de la belleza oscura. Después de leer una carta de una admiradora, quien confesaba odiar su piel oscura hasta que me vio en la pantalla. Recuerdo una época en que yo me sentía fea. Prendía la televisión y sólo veía piel blanca, solía burlarme y bromear acerca de mi piel de sombras nocturnas. Y cuando fui adolescente, el odio hacia mí misma empeoró, como se pueden imaginar lo que sucede durante la adolescencia. Y una de mis oraciones a Dios, era que un día yo despertaría siendo caucásica.

“Traté de negociar con Dios, le dije que dejaría de robar cubos de azúcar durante la noche sólo si me daba lo que yo quería; que escucharía cada una de las palabras de mi madre y nunca perdería de nuevo el sweater de la escuela, sólo si él me hacía un poco más blanca. Pero creo que Dios no se impresionó con mis monedas de cambio porque él nunca me escuchó.

“Mi madre solía recordarme que ella pensaba que yo era hermosa, pero eso no era justo, ella es mi madre, por supuesto que ella tiene que pensar que yo soy hermosa. Y entonces… Alek Wek. Una modelo célebre, ella era oscura como la noche, y estaba en todas las pasarelas y revista y todo el mundo hablaba de lo hermosa que era.

Noticia anterior

Pérdidas incalculables por inacción en puerto

Siguiente noticia

Festejan a María Santamaría Blum

46 Comentarios