Inicio»Espectáculos»“The book of life”, con toque mexicano

“The book of life”, con toque mexicano

0
Compartidos
Google+

MÉXICO, DF.– María Félix y la tétrica película “Macario”, con Ignacio López Tarso; el pueblo mágico de Pátzcuaro y la relación amorosa entre Frida Kahlo y Diego Rivera; sin ovidar la Catrina de José Guadalupe Posada, han servido de inspiración para el filme animado estadunidense “The book of life”, que se presentó oficialmente ayer a medios de comunicación de Latinoamérica.

Su director es el chilango Jorge R. Gutiérrez y uno de sus productores, el tapatío Guillermo del Toro (El laberinto del fauno); cuenta con las voces de, entre otros, de los mexicanos Diego Luna, Ana de la Reguera y Kate del Castillo, así como los estadunidenses Zoé Saldana, Danny Trejo y Ron Perlman.

La película, que llegará a salas el 17 de octubre próximo, cuenta la amistad entre un torero, que no desea matar toros, sino ser músico y un militar, que luego pelean por el amor de su amiga de la infancia.

La historia se sitúa en la época posrevolucionaria en el pueblo de San Ángel, donde la Catrina y Xibalba, amos de la tierras de los Recordados y Olvidados, respectivamente, hacen una apuesta utilizando a los humanos protagonistas.

“Todo está inspirado en las historias que me contaron mis abuelos; si alguien va a cualquier país y se ve una calavera, se relaciona con México, pero lo que quiero contar es qué hay detrás de la historia, todo lo que se ve está inspirado en el arte mexicano”, dice Gutiérrez, el realizador.

Así que el look de los personajes en “The book of life”, está basado en artesanías; y parte de ellos y los lugares donde se desarrolla la historia, en cosas del dominio público.

“María, la manzana de la discordia, está inspirada en María Félix, rebelde, que no se deja, pero humilde”, detalla el cineasta.

“El pueblo de San Ángel es como Pátzcuaro; la Catrina está lleno de colores y velas y su esposo, Xibalba, de chapopote, son como Diego (Rivera) y Frida (Kahlo) que no podían estar juntos, pero mucho menos, lejos”, recuerda.

La cueva de las almas, una de los lugares del filme, está inspirada en Macario, de Roberto Gavaldón. Y hay música de rock anglo tocada con mariachi, como “Creep”.

Noticia anterior

El taekwondo mexicano aporta medallas en Abierto de Santo Domingo

Siguiente noticia

Impulsarán sectores estratégicos en Sureste