Inicio»Espectáculos»Despiden amigos a Luis Ernesto Cano, tercer Mascabrother

Despiden amigos a Luis Ernesto Cano, tercer Mascabrother

0
Compartidos
Google+

MÉXICO, DF.– Días antes de morir, Luis Ernesto Cano preparaba la reposición de la obra “A oscuras me da risa”, de la mano del productor teatral Alejandro Gou.

Ahora, dice éste último, seguirá con los planes en compañía de Freddy y Germán Ortega, los Mascabrothers, amigos del desaparecido actor, en fecha por definir.

“Estuve con él hace ocho días, íbamos a reponer la obra que escribió, estábamos en planes de comenzar a ensayar”, informó Gou.
“En homenaje a él, ya quedé con los Mascas, vamos a reponerla, dejó dos hijos y bueno, vamos a tratar de apoyarlos en lo que podamos nosotros, era un hermano”, añadió.

El Centro Cultural Telmex 1 es el lugar donde fueron veladas las cenizas del histrión, arriba del escenario, con una gran fotografía y una guitarra.

Hasta este lugar llegaron gente como los propios Mascabrothers, el productor televisivo Guillermo del Bosque y el actor Jesús Ochoa.

“Era una persona con mucho talento, nos conocimos desde la academia”, indicó Ochoa.

Cano padecía de cáncer de próstata, pero de acuerdo con Gou, jamás se quiso atender con médicos, optando por la medicina alternativa.

Eugenio Derbez, quien llegó acompañado de su esposa Alessandra Rosaldo, recordó que fue Luis Ernesto quien le enseñó a no ser conformista.

“Me decía: ‘ese personaje ya se había visto antes’, a lo que le contestaba que nadie se daría cuenta; entonces me decía: ‘pero tú sí’. Y con esa lección me quedé”.

“Para mí ha sido la persona más creativa con la que he trabajado”, destacó.

INFARTO FULMINANTE
Luis Ernesto, quien participó en programas televisivos como “La parodia” y “Derbez en cuando”, fue hallado muerto el viernes en su domicilio.

Se encontraba boca abajo y con el teléfono en la mano, detalló Alejandro Cano, su hermano. “Eso hace suponer que se sintió mal y quiso llamar”, comentó.

El Centro Cultural Telmex 1 fue el lugar donde arribaron las cenizas del comediante para ser veladas en el escenario.

Pasadas las 22:00 horas se abrieron las puertas al público y amigos para darle el último adiós. Un aplauso de tres minutos, con la gente en pie, y de fondo música de Silvio Rodríguez, su favorita, fueron el marco emotivo de la jornada que concluyó en la madrugada.

“Recuerden que era un comediante, lo que le gustaba era que la gente riera, se divirtiera y (para) ésta que es su despedida dije: que más que su última escena, estar arriba de un escenario y terminar ahí”, dijo.

Noticia anterior

Grave, uno de los tres quemados en lonchería

Siguiente noticia

Bautizan a Alexia Mut