Inicio»Espectáculos»Graban escenas de dolor y duelo

Graban escenas de dolor y duelo

0
Compartidos
Google+

Escenas de dolor y duelo se vivieron ayer en las últimas grabaciones de la telenovela “Lo que la vida me robó”. Los protagonistas Sebastián Rulli y Angelique Boyer arriban a la iglesia (Catedral) para recibir el pésame por la muerte de su madre (Daniela Castro), quien culminó así su ambición por la riqueza y el poder.

Ayer, las escenas comenzaron a rodarse desde la mañana en la calle 57 del Centro Histórico, donde decenas de curiosos observaban las grabaciones, que en esta ocasión fueron de luto, pues todo el elenco de actores vistió de negro en señal de duelo y dolor por la muerte de Graciela Gianccintti, personificada por Daniela Castro.

En el acto estuvieron los actores Ferdinando Valencia y Alejandro Ávila, quien tiene un encuentro con Rulli en el centro de la iglesia, bromean por unos instantes antes del inicio de la misa luctuosa que ofició Erick del Castillo en su papel de sacerdote,  quien  recordó en escena las acciones de Graciela a quien consideran culpable de la muerte de Fabiola,  su hija, quien se mató por haber sido engañada para robarle la fortuna de Alejandro (Sebastián Rulli).

En estos últimos días de grabaciones, Boyer se encuentra con sentimientos encontrados, el intenso calor  intensificó su estrés, la invadió la melancolía y la nostalgia, pero también la alegría y muchos nervios al iniciar la secuencia de las grabaciones de los últimos capítulos de esta historia que atrapó a los televidentes, ya que la producción busca ofrecer un final de calidad.

Será en la Catedral donde se graben una vez más las escenas más románticas sobre la boda de Monserrat  (Angelique Boyer) y Alejandro (Sebastián Rulli), quienes ya se preparan para  el gran cierre que sin duda es esperado por los televidentes.

Noticia anterior

Liberarían policía que atropelló a ciclistas

Siguiente noticia

Agrede a parientes y lo arrestan