Inicio»Espectáculos»A Cecilia Ponce le divierte ser villana

A Cecilia Ponce le divierte ser villana

0
Compartidos
Google+

MÉXICO, DF.– Por primera vez en la historia de TV Azteca, el desenlace de una telenovela se efectuará en domingo y con un capítulo especial de dos horas. Se trata del melodrama “Siempre tuya Acapulco”, donde a decir de Cecilia Ponce, el personaje de Irán Hernández Molina personificado por ella, obtendrá su merecido.

“No quisiera adelantar mucho pero van a ver que es un final donde Irán recibe su merecido, triunfa el amor, tienen que verla”.

Eso en la telenovela, en la vida real, Ponce comenta: “Yo en lo particular recupero mi vida después de seis meses de mucho trabajo”.

Pero será por poco tiempo porque Cecilia ya fue llamada por un director y una productora de Azteca para la realización de un piloto de telenovela, la cual iniciaría grabaciones en los próximos meses y se estrenará en febrero del 2015.

Con personajes al límite, el hacer a una antagonista le divirtió mucho a Cecilia, le permitió hacer cosas extravagantes. Por ejemplo, una ocasión se peleó en el lodo con Olvido Balmaceda Pérez, interpretada por Melissa Barrera.

“Es una novela que exigió mucha entrega y dedicación de nuestra parte hablando de todo el elenco, pero desde mi personaje de Irán, las escenas eran llenas de ira, pasión, emoción y me encantó hacer a una persona difícil pero divertida, porque tenía su lado de comedia muy aparte de su temperamento super intenso”, agregó.

Sin revelar el final de “Siempre tuya Acapulco”, Ponce comentó que habrá escenas de persecuciones, balaceras y algunas muertes muy trágicas.

“Mi final es irreal, casi salgo de cabeza y rodando por el piso. Estuvimos en las instalaciones del Ajusco y en el Puerto de Acapulco trabajando con climas extremos con mucho calor o frío y ni los actores, ni los chavos de efectos especiales se quejaron, porque sabíamos que íbamos a grabar un final con todo… y los villanos terminamos terrible”, destacó.

Ahora tras los meses de intenso trabajo, Ponce se fue con sus papás y su hija a vacacionar a Cancún, Quintana Roo.

El protagonista masculino de la historia, Daniel Elbittar, comentó que terminó algo cansado por las muchas escenas de acción que tuvo su personaje, pero a la par satisfecho de haber concluido el trabajo.

“Fue un gran reto hacer a una persona invidente; para lograrlo adecuadamente me informé y eso me permitió actuar con entrega”.

 

Noticia anterior

Exhiben en El Claustro la película “Navajazo”

Siguiente noticia

Pacto, exoneración de Rosado Ruelas