Inicio»Espectáculos»“Hard Candy”, una obra transgresora e impactante en teatro

“Hard Candy”, una obra transgresora e impactante en teatro

0
Compartidos
Google+

MÉXICO, DF.– Transgresora, impactante y en cierto punto incómoda para algunos espectadores, así es la nueva versión de la puesta en escena Hard Candy, que se reestrenó este viernes en el Foro Shakespeare, con las actuaciones de Rodrigo Cachero y Begoña Narváez.

La directora Anilú Pardo señaló que esta versión será para el espectador una nueva experiencia, a pesar de que haya conocido el montaje hace un año, cuando Tessa Ia y Arap Bethke la protagonizaron.

“Parte del objetivo de hacer la obra en 2014 era redimensionar el discurso y decir que esto sigue ocurriendo, Begoña y Rodrigo han hecho un trabajo de muchas capas, los que la vieron no van a extrañar a la otra, sino van a ver más en ésta, es como abrir más puertas”.

De esta forma, la historia del encuentro entre Haley, una adolescente de 16 años, y Jeff, un fotógrafo de 35 –la cual inicia como un sensual coqueteo con miras a una aventura pero termina en una experiencia tortuosa para alguno de los dos– logró mantener al público atento durante dos horas, gracias al equilibrio que se mantuvo entre la tensión y el humor negro de su protagonista femenina.

“De esta historia me gusta mucho que hay humor, que creo que tiene que ver con el humor de cuando uno se coloca de un lado o del otro en el juicio. Me parece fundamental que las jóvenes dejen de ver protagonistas que son víctimas, Haley decide ponerse como carnada. Es una obra potente y que te hace comprometerte visceral, emocional e intelectualmente, te obliga a tomar postura”, dijo la directora.

La Haley que Begoña entregó al público era dulce y divertida, pero con lado frío, cínico y malvado, que logró gran empatía con quien la observaba desde la butaca, resultado del buen trabajo en equipo con Rodrigo Cachero, quien logró darle a su personaje cierta vulnerabilidad, al punto que la gente sufrió con él la situación que vivía en escena.

“Ellos tienen la capacidad de darle una densidad y profundidad a las cosas, que probablemente no buscamos la vez pasada, ahora decidimos echarnos ese clavado y nuestros actores fueron generosos, construyeron juntos y eso se ve en la historia”.

Rodrigo agregó: “Creo que hubo una gran sinergia con Begoña y logramos una historia bastante dinámica y fuerte, debemos estar contentos, la maravilla del teatro es que está vivo y cada actor intenta ser creador, no vi a Arap y a Tessa, pero por ser dos actores distintos me parece que estamos creando otra obra”.

Noticia anterior

Aprovecharán terreno para fines educativos

Siguiente noticia

Padres deben contribuir en la detección de niños especiales