Inicio»Espectáculos»“La Socorrito” está de fiesta en honor del ídolo de Guamúchil

“La Socorrito” está de fiesta en honor del ídolo de Guamúchil

0
Compartidos
Google+

MÉRIDA, Yuc.– La esquina de “La Socorrito”, en la calle 87 por 43, muy cerca del Centro Histórico de esta ciudad, el lugar donde la leyenda sinaloense Pedro Infante perdió la vida hace 58 años, volvió a iluminarse, a vestirse de flores, de sus imágenes, de sus canciones.

Como ha sucedido cada año desde ese día, cientos de personas llegaron de todas partes para recordar a “Pedrito”, como le llaman sus más fieles seguidores, quienes no faltan a la cita cada 15 de abril.

Las revistas especializadas de espectáculos narran que hace 58 años, en esta misma fecha, Pedro se levantó muy temprano y desayunó lo que le había preparado su doméstica, la señora Trinidad Romero.

Ultimó detalles para trasladarse al aeropuerto de Mérida y realizó el que fue su último viaje en su motocicleta Harley-Davidson, en la cual ya no volvería a pasear por las calles de la ciudad.

Pero hoy, en este sitio, el “Ídolo de Guamúchil” se percibe “más vivo que nunca”, pues desde muy temprano sus admiradores lo recordaron con una misa que lució colmada y plena de colorido.

Todos hablan de él, de sus películas, de sus canciones y otros vuelven a narrar las versiones de aquel día en que un avión Hércules, con matrícula XA-KUN, cayó del cielo.

Ese día Pedro pilotaba la aeronave, acababa de despegar y se precipitó hasta impactar y estallar en medio de un estruendo, ahí justo en donde hoy está la esquina de “La Socorrito”, donde se encuentra la casa de la familia Canto García, que por más de 19 años ha organizado y promovido los actos en honor al extinto actor.

Afuera del predio, donde hoy opera una tienda de abarrotes, se escucha “La vida no vale nada”, obra de José Alfredo Jiménez, en la voz del sinaloense.

Hoy, como sucede desde hace ya muchos años, todo el día sonarán sus interpretaciones (se calcula que el ídolo grabó unas 310 canciones) con esa voz potente y apasionada que lo ha hecho único en la historia del espectáculo mexicano.

Los festejos fueron encabezados por el hijo de la leyenda, Armando Infante, quien ya ha venido a esta ciudad varias ocasiones para unirse a quienes hasta hoy recuerdan y veneran a su padre.

“No tengo palabras para agradecer todas esas muestras de cariño hacia mi padre, él también quería mucho a Mérida y a su gente, se sentía parte de esta tierra, la amaba”, indicó en entrevista previa a la celebración.

“Sus seguidores de todo el país lo recuerdan gratamente, sus películas fueron una cosa maravillosa, no se han vuelto a hacer ni a ver ese tipo de trabajos cinematográficos en las pantallas nacionales”, añadió.

“Pero, pues la vida quiso que los yucatecos fueran quienes lo acompañaran en uno de los acontecimientos más importantes, hay un lazo especial y por eso he venido en los últimos años para acompañarlos en este día”, indicó.

En el lugar también estuvo el sobrino de Pedro Infante, Toño Infante, quien en compañía de su tío dio inicio a las actividades conmemorativas colocando una ofrenda floral, bajo el busto del sinaloense que se erigió en el sitio de la tragedia.

Participaron grupos de mariachis y artistas locales. Además hubo un desayuno y una carrera atlética y algunos candidatos a puestos de elección popular también se dieron su vuelta por “La Socorrito”.

Noticia anterior

Retiro de un vuelo afectaría a taxistas

Siguiente noticia

FARC matan a 10 soldados en medio de una tregua