Inicio»Espectáculos»Ale Guzmán vuelve renovada al rock

Ale Guzmán vuelve renovada al rock

0
Compartidos
Google+

MÉXICO, DF (El Universal).– Alejandra Guzmán aprendió a quererse, cuidarse y que su prioridad siempre es su salud. Es por eso que ahora se mantiene disciplinada, abandonó las salidas nocturnas y está recuperando su pasión por el baile.

“El reventón no me ha dejado nada bueno y los amigos que me rodean ahora me dicen la verdad, eso vale más que todo lo que he vivido antes porque a los artistas se les engaña y se les hace pensar que todo está bien, ahora sé que mi salud es lo más importante”, argumentó.

Hace tres meses se hizo su operación número veinte, la cual espera que sea la última, más una prótesis de titanio a causa del gran problema que se le generó por una cirugía estética en sus glúteos.

“Pasé cinco años de drama y de dolor; he convertido todo eso malo en algo bueno que me sirva y he abierto la boca pero se sigue matando a la gente y es un tema muy fuerte. Amo el escenario y a mí no me para nada, por eso sigo bailando. No sé si hoy estoy bien y mañana no”, expresó.

Vestida con pantalón blanco con figuras con contorno negro y el desorden de su cabello, la Guzmán ofreció un pequeño showcase en Sala para mostrar su última producción discográfica “A + no poder”, la cual cuenta con temas inéditos.

Con la presencia de su madre, Silvia Pinal, le puso voz a “Esta noche” para seguir con “Agua bendita”, “La malvada”, “No puedo parar”, “Adiós” (en colaboración con Farruko en su primera experimentación por la música urbana) o el video de “Ironía”, que fue grabado bajo complicaciones como lluvias, frío o que se le echó a perder el vestuario en Islandia.

Es justamente para Pinal que pidió un aplauso al ser la mujer que le dio la vida “por ser una chingona y por escribir su libro” además de preocuparse al verla bailar.

“Ella me vio nacer y desde que nací bailo ballet así que cuando te quitan lo que más quieres es lo que luchas por volver a tener”.

Hace cinco años que no entraba al estudio por lo que ahora regresa en una etapa en la que se considera fuerte, madura, rockera y más mexicana. Tras desprenderse de su management de 10 años (Ocesa Seitrack) es que intenta no adoptar reglas o una dirección ya que lo único que siguió fue su corazón.

“Dice claramente quién soy, a dónde voy, lo que quiero, lo que ya no quiero y lo que dejé atrás. Tuve que sacrificar muchas cosas”, dijo.

Noticia anterior

Atasca tráiler en poza de lodo

Siguiente noticia

Bodega de hielera en Lerma, se incendió