Inicio»Espectáculos»Daddy Yankee se une al Carnaval

Daddy Yankee se une al Carnaval

0
Compartidos
Google+

MÉRIDA, Yuc.— En su regreso a tierra maya el “Big Boss” Daddy Yankee ofreció un concierto espectacular ante unas 30 mil personas que corearon y bailaron al ritmo de los éxitos que el boricua ha cosechado a lo largo de su trayectoria artística.

En el marco del Carnaval de Mérida 2017, el reggaetonero fue uno de los platos fuertes de la noche del tradicional desfile regional, al que según, fuentes oficiales asistieron unas 160 mil personas al derrotero en el que también participaron el actor Sebastián Rully y el joven cantante Mario Bautista.

Poco después de las 11 de la noche, las llamas de fuego iluminaron el escenario. El cielo se vistió de colores y el público yucateco y visitante gritó de emoción, pues Daddy Yankee apareció ataviado en pantalón y camisa en color negro, imponente, con presencia dominante que lo ha convertido en una estrella.

De inmediato, el ritmo de “Shaky Shaky” retumbó el lugar y la euforia no se hizo esperar, movimientos de cadera, cintura y de todo el cuerpo en un solo movimiento los asistentes transformaron el recinto en una gran pista de baile.

La música cedió paso al saludo de “¡Hola Mérida!” y la respuesta que obtuvo fue el ambiente vibrante del Centro de Espectáculos Montejo de Plaza Carnaval.

Canciones como “Rompe”, “Hasta el amanecer” y “Gasolina”, entre otros temas, sonaron más contagiosos gracias a la compañía de sus bailarines, cuyos movimientos eran imitados por el público.

Aunque el concierto comenzó minutos después de las 11 de la noche, desde las seis de la tarde el público de todas las edades empezó a llenar, poco a poco, el Centro de Espectáculos Montejo y pacientes, aguardaron hasta que saliera el reggaetonero.

La espera valió la pena porque tuvieron frente a ellos a Ramón Luis Ayala Rodríguez – nombre verdadero del artista- que puso el reggaetón en boca del mundo y que ha logrado que Latinoamérica lo ame u odie.

Filmando con sus celulares, los miles de asistentes, principalmente jóvenes, registraron el momento para la posteridad. Cada palabra dictada por él, cada melodía, era coreada, bailada y aplaudida.

En varias ocasiones Daddy se dirigió al público para agradecer el cariño de Yucatán y de México y los invitó a corear sus canciones logrando una gran comunión que se sostuvo hasta al final del espectáculo, que cerró con luces explosivas sobre el escenario y cañones que esparcieron en el aire papelitos brillantes que llenaron de fiesta el recinto.

Noticia anterior

Cielo despejado en el Estado: Conagua

Siguiente noticia

Cambiará imagen de ambulantes en CH