Inicio»Local»Crece matanza clandestina

Crece matanza clandestina

0
Compartidos
Google+

Ante la inoperatividad del rastro tipo TIF en la ciudad de Calkiní ha crecido la matanza clandestina de cerdo y res para consumo humano en predios, y con ello el malestar social.

Vecinos de las calles 33 entre 20 y 22 A, la 20 entre 27 y 25, la 20 entre 33 y 35, la 23 entre 24 y 26, y de la 24A por 25, de la ciudad de Calkiní, denunciaron el funcionamiento de rastros clandestinos, donde se sacrifican cerdos y reses sin las medidas requeridas de salud y sin que la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Campeche actúe conforme a la ley.

Pobladores de estos rumbos han acudido al Área de Salud Municipal que preside Ramón Ávila Blanco, para denunciar el caso, y acusarlo de que a 15 meses de estar en el cargo no ha mostrado interés para poner orden al respecto y gestionar el funcionamiento del rastro público tipo TIF que se encuentra a la vera de la carretera federal, y que desde su edificación han transcurrido cinco años.

La población también ha denunciado al edil Víctor Hugo Baltazar Rodríguez las condiciones antihigiénicas en las que está funcionando el actual rastro público, en donde los matarifes del mercado municipal sacrifican cabezas de cerdo y res sin medidas sanitarias.

TRIBUNA constató que en el lugar los perros sacan desechos y vísceras a la vía pública, minando el ambiente de malos olores. En las comunidades rurales el sacrificio de animales para consumo humano se hace en la vía pública.

 

INFUNCIONAL

En tanto el rastro público tipo TIF, ubicado entre la comunidad de Calkiní y Tepakán, e inaugurado por el ex alcalde Jorge Cocon Collí, el ex diputado local Carlos Sanguino Carril y el ex mandatario estatal, Jorge Carlos Hurtado Valdez, permanece como elefante blanco, aunque cuenta con infraestructura de punta para el sacrificio de res y cerdo para consumo humano.

Alberto Pech Kantún, abastecedor de carne de cerdo en el mercado municipal “José del Carmen Cuevas Sierra”, señaló que la infraestructura tipo TIF no está funcionando para beneficio de la sociedad calkiniense, por lo que se mata cerdo y res en predios de los abastecedores, porque no existe un centro de sacrificio apropiado para estas labores.

Noticia anterior

Sin generación de empleos; 2013, año difícil para obreros

Siguiente noticia

Sorprenden a juez y a policía en acto sexual