Inicio»Local»Trabajan matanceros en difíciles condiciones

Trabajan matanceros en difíciles condiciones

0
Compartidos
Google+

En difíciles condiciones trabajan matanceros del  Rastro Municipal “Concordia”, donde aún siguen usando leña para calentar el agua que servirá para pelar los cerdos.

De acuerdo al representante de un grupo de cinco personas encargadas de la matanza y limpieza de los animales, José Puch Barabato, la necesidad económica los mantiene en este tipo de labor, donde perciben por cada cerdo alineado unos 60 pesos.

“Quienes siguen en esta actividad lo hacen meramente por necesidad, en tanto otro grupo ha dejado este trabajo porque representa un verdadero peligro no sólo por la falta de herramientas adecuadas, también por las condiciones adversas en que se sacrifican a los animales, aunado a que carecen de seguro médico”.

Y es que trabajan al aire libre al prender fogata para calentar el agua y posteriormente pelar los cerdos, exponiéndose a enfermedades. Esta situación se resiente más durante los periodos de lluvias y frentes fríos.

Su horario de ingreso de viernes a sábado es a las once de la noche para terminar hasta las siete de la mañana, tiempo en que tienen que darle muerte a 20 ó 23 cerdos. Por cada cerdo alineado reciben 60 pesos, que posteriormente el dueño lleva al mercado para vender.

Puch Barabato señaló que a diario realizan sus labores sin protección y constantemente sufren de gripa y fiebre, que en muchas ocasiones los obliga a abandonar temporalmente esta actividad.

Lamentablemente, dijo Puch, nadie hace algo por dar seguridad a los matanceros que trabajan en este rastro público, donde está en riesgo su salud y sin que tengan seguridad médica.

Para la certificación y sellado de la carne para su venta al público, se encarga el médico veterinario zootecnista, Claudio Sulub Caballero, quien desde la tarde recibe los cerdos y reses para la matanza, y se encarga de verificar que cumplan con los requisitos de la guía sanitaria, con lo cual se garantiza que el animal que se vaya beneficiar esté sano.

 

Noticia anterior

Mandatario uruguayo firme en su forma de pensar

Siguiente noticia

XV primaveras de Yadidya Isabel