Inicio»Local»Acusan a maderistas de trabajar para el PRI

Acusan a maderistas de trabajar para el PRI

0
Compartidos
Google+

El senador Jorge Luis Lavalle Maury salió en defensa del ex candidato panista perdedor a la gubernatura del Estado, Mario Ávila Lizarraga, al exigir claridad en las investigaciones que lo involucran en actos de corrupción y manejos deshonestos por el fraude de la empresa Oceanografía, y señaló que “los maderistas trabajan a favor del Partido Revolucionario Institucional (PRI)”.

Lavalle Maury, quien fue el coordinador de la campaña de Ávila Lizarraga en el pasado proceso electoral, durante el cual fue exhibido por un acto de soborno a una empresa de comunicación para la cobertura y propaganda electoral que sería pagada con recursos de la Lotería Nacional (Lotenal), se presentó como el coordinador estatal de la campaña de la fórmula Ernesto Cordero y Juan Manuel Oliva a la dirigencia nacional del PAN.

El legislador federal panista, hijo de Jorge Lavalle Azar, connotado priísta, lamentó que los “maderistas” sean señalados por ser aliados del partido en el poder.

Calificó que el tema de Oceanografía ha sido utilizado para desviar la atención y para una campaña de linchamiento contra el PAN, por retirarse de la mesa de negociación de las leyes secundarias de la reforma energética, y aseguró que este asunto del fraude en el que está involucrado Ávila Lizarraga, “es una cuestión de particulares, no del panismo”.

Pero planteó: “No queremos impunidad para nadie, si alguien violó la ley, que pague. Que se investigue, sin linchamientos”.

En conferencia de prensa, anunció que el próximo jueves y viernes, el ex secretario de Hacienda y Crédito Público, Cordero Arroyo, realizará una gira en el Estado en busca de los votos de la militancia panista para obtener la dirigencia nacional del albiazul.

Los coordinadores del I y II Distritos federales son Juan Carlos Lavalle Pinzón y el ex candidato a la gubernatura del Estado, Juan Carlos del Río González, respectivamente.

Noticia anterior

Angelique Boyer elude a la prensa

Siguiente noticia

Malecón, abandonado