Inicio»Local»Atraso en obras por tarifas de volquetes

Atraso en obras por tarifas de volquetes

0
Compartidos
Google+

Por diferencias en el pago de las tarifas entre volqueteros y constructores están paralizadas más de ocho obras públicas, con retrasos de más de dos meses en los trabajos y pérdidas económicas para las empresas, denunció el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Francisco Martín Romero Perdomo.

El problema se focaliza en el Municipio de Calakmul, donde los volqueteros pretenden aumentar hasta en 30 por ciento las tarifas, lo que por el momento no es posible, ya que las cuotas no las imponen los constructores sino el Gobierno del Estado, y se revisan de manera periódica, por lo que no se les puede resolver de inmediato ese reclamo.

Ante ello, recurren a medidas de presión, como paralizar trabajos y obstruir caminos, por lo que la CMIC solicitó al Instituto Estatal del Transporte (IET) que agende una reunión entre las constructoras con problemas y los volqueteros, ya que desde hace más de dos meses, por lo menos, no pueden avanzar las obras.

También se hizo del conocimiento de la Secretaría de Gobierno, para encontrarle una salida, y de inicio se acordó no validar las tarifas que pretenden cobrar. Sin embargo, se les otorgó un incremento del 12 por ciento.

Pese a ello el problema no termina, porque los volqueteros no respetan acuerdos, y hay quejas de las constructoras de que los transportistas pretenden imponer su incremento de 30 por ciento. “Eso es ilegal, ya que en las licitaciones se expone la tarifa, y una vez que se autoriza la obra ya no puede ser cambiada, pues representaría pérdidas para el empresario”.

Insistió en que la CMIC pide una mesa de diálogo con los volqueteros, donde estén presentes las autoridades estatales, pues si bien es cierto que defienden su trabajo, los constructores también hacen lo propio.

Recordó que el transporte fue liberado desde 1988, el libre tránsito sobre las carreteras está vigente, y los volqueteros  argumentan que “a partir de la frontera entre Escárcega y Calakmul sólo mis chicharrones truenan”.

Esta situación seguramente no es avalada por el Gobierno del Estado, subrayó, aunque como CMIC estamos dispuestos al diálogo, donde se beneficien ambas partes, y que en un ambiente de conciliación el 50 por ciento del trabajo puede ser para ellos y la otra mitad para los volquetes de las empresas.

Noticia anterior

Conductor lesionado al chocar con camión urbano

Siguiente noticia

Gays plantean contar con certeza jurídica