Inicio»Local»Piden a dioses del monte protección

Piden a dioses del monte protección

0
Compartidos
Google+

La familia Sosa Maas de la ciudad de Dzitbalché encomendó a los dioses del monte  la cosecha de sus árboles frutales, el cuidado de sus animales de traspatio y de su terreno de siete mecates, ubicado a dos cuadras del centro, durante el ritual maya conocido como hanlicol.

La ceremonia estuvo a cargo del curandero Francisco Javier Chan Cimá “Papá Chel”, quien primeramente  ofreció velas, cuatro pibes de nueve capas de  masa y nueve de pepita de calabaza molida, y el conocido como tuup, relleno de pepita, el cual fue horneado bajo la tierra húmeda luego de una torrencial lluvia.

Más tarde un gallo y un pavo fueron sacrificados frente al altar, entregándole su alma a los dueños del terreno. Los animales fueron asfixiados  mientras el hombre oraba en lengua maya.

Con los pibes se preparó  la sopa y se condimentó con achiote y col de masa, acompañado de pozol con cacao.

BEBIDAS

La celebración continuó y tocó el turno al balché, una bebida de miel con madera de “balché”. El tallo de este árbol es usado por los mayas para hacer una bebida embriagante y que según la creencia si una mujer en gestación lo ingiere su bebé podría nacer con el cabello claro.

Al mediodía, el men Francisco Javier Chan Cimá realizó la ofrenda de la comida y la misa en maya; oro y pidió por el cuidado del terreno, por los animales de traspatio, buenas lluvias y que los árboles frutales sean bendecidos con buenas cosechas.

La suplica finalizó cuando el curandero entregó la comida a una pareja de niños hincados frente al altar, a quienes les realizó una cruz sobre su cabeza como símbolo que los dioses habían recibido la ofenda.

Noticia anterior

Planta procesadora de aceite a Sabancuy

Siguiente noticia

Camión de transporte urbano impacta a auto