Inicio»Local»Secuestradores, son parte de una banda

Secuestradores, son parte de una banda

0
Compartidos
Google+

Los presuntos secuestradores de Cinthia Georgina Cámara Moo, que inicialmente se aseguró participaban en su primera actividad delictiva, formarían parte de una banda que estaría involucrada cuando menos en un asesinato, varios robos y posiblemente en la comercialización de drogas, trascendió en medios generalmente bien informados.

La banda estaría integrada por cuando menos cinco elementos, cuatro de los cuales fueron detenidos e identificados el pasado viernes por el procurador general de Justicia del Estado, Arturo José Ambrosio Herrera, como Jesús del Carmen “N”, de 38 años, originario de San Dimas, Champotón y con domicilio en la colonia Héroe de Nacozari; Jesús Edwin “N” (a) “El Simpson”, de 37, oriundo de Palizada, y con domicilio en Motozintla, Chiapas, donde se desempeñó como agente de seguridad pública; Leonardo Rosado “N”, de 23, del Jobal, Escárcega, y Elías “N” de 20, originario  de las Choapas, Veracruz, y radicado en San Francisco Kobén.

El procurador evitó identificar al quinto participante en el secuestro de Cinthia Georgina y no adelantó si forman parte de una banda delictiva. Al parecer es su primera actividad, indicó. Pero todo apunta a que estarían involucrados en otros actos delictivos, y se asegura inclusive que podría haberse tratado de un feminicidio, además de robos en la ciudad capital y otros sitios del interior del Estado.

Se cree que el secuestrador que no ha sido aprehendido, huyó hacia Tabasco, Chiapas o Veracruz, a cuyas procuradurías se ha solicitado colaboración. Está plenamente identificado, según las fuentes, y estaría relacionado con otros grupos en actividades delictivas y posiblemente de narcotráfico.

Los cuatro detenidos aún rinde declaración en la Procuraduría General de Justicia del Estado, y se espera que brinden más luz sobre la ubicación del quinto cómplice, qué otros planes tenían para ejecutar en la ciudad y lo que hasta la fecha ya habían cometido, pues se asegura que su historial delictivo es bastante largo.

Que se trataba de su primer secuestro, se dedujo en principio, por los errores tan evidentes en que incurrieron, como el disparo supuestamente accidental, y que alertó a todos los vecinos de la zona donde realizaron el levantón. Se movilizaban en un automóvil completamente identificable (un Tsuru sin la tapa de la cajuela).

Noticia anterior

El Piojo Herrera promete regreso del Tricolor a Santos

Siguiente noticia

“La Chácara” ofrece concierto

36 Comentarios