Inicio»Local»Peticiones distintas en cuatro marchas

Peticiones distintas en cuatro marchas

0
Compartidos
Google+

Cuatro marchas confluyeron ayer en Palacio de Gobierno para recordar la matanza de Tlatelolco en 1968, en que estudiantes de la Normal Rural “Justo Sierra Méndez” de Hecelchakán exigieron la aparición de 43 normalistas desaparecidos en Guerrero, en tanto que antorchistas, petistas y alumnos de diversos planteles demandaron educación de calidad, servicios públicos y apoyos.

Los normalistas hecelchakanenses, agrupados en la Federación de Estudiantes Campesinos de México (FECM), cumplieron con el ritual de cada año, y a sus consignas le sumaron en esta ocasión el repudio a la represión contra sus compañeros en Guerrero.

Arribaron en completo orden y desplegaron una enorme manta en que se leía “No enterramos a nuestros muertos en el olvido, sino para que germine la esperanza”.

Corearon frases como “¡Porque el color de la sangre jamás se olvida!”, “¡Porque somos normalistas, sí señor!”, lo que asustó al personal de vigilancia, que cerró una de las puertas del edificio, en tanto “orejas” militares y de Gobernación grababan con sus teléfonos celulares.

El acto duró no más de 15 minutos. Tras cantar un himno de lucha, con el  puño izquierdo al aire, guardaron la manta, que también tenía escrito con pintura negra “Ni perdón ni olvido, FECSM, 2 de Octubre”, y se marcharon corriendo, sin dar entrevistas.

Minutos después, alrededor de 150 personas, la mayoría habitantes de la colonia Sinahí y de San Antonio Ebulá, encabezados por los lideres petistas Ana María López Hernández y Antonio Gómez Saucedo, rodearon el Palacio Estatal y se enfilaron a la sede del Ayuntamiento, donde recordaron la matanza de Tlatelolco y se pronunciaron por mejores acciones de gobierno para la gente que vive en lugares donde se carece de servicios públicos elementales.

Integrantes de Antorcha Campesina y habitantes de San Vicente Cumpich marcharon desde la Alameda Francisco de Paola Toro a Palacio de Gobierno para conmemorar la matanza de Tlatelolco y exigir soluciones a sus demandas, como el conflicto en el telebachillerato.

Junto con estudiantes de la Federación Nacional de Estudiantes Revolucionarios “Rafael Ramírez” (FNERRR), acompañados de una banda de guerra, demandaron educación de calidad, exigieron respeto al derecho a la organización y cumplimiento de los acuerdos, como la remodelación de la Casa del Estudiante.

Por la tarde, alumnos de diferentes planteles de la Universidad Autónoma de Campeche marcharon del Parque Principal al Palacio de Gobierno, donde recordaron los hechos del 2 de octubre, y se pronunciaron por elevar el nivel de la educación y por más becas para los estudiantes de bajos recursos.

Noticia anterior

Honor a quien honor merece (En vida amigo, en vida)

Siguiente noticia

Ríspida reunión de ejidatarios para el cobro de más de un mdp