Inicio»Local»Barrios reviven la pasión

Barrios reviven la pasión

0
Compartidos
Google+

Con fe, devoción y para celebrar el triunfo de la vida sobre la muerte como promesa divina, la parroquia de San Francisco de Asís, en el barrio del mismo nombre, realizó el Viacrucis viviente dentro de las actividades de la Pascua.

Cerca de 26 personas representaron la pasión y muerte de Cristo en sus 14 estaciones, a lo largo de las principales calles del barrio.

La representación inició pasadas las nueve de la mañana, al pie de los portales del barrio y con las dos primeras estaciones: la condena a la crucifixión y el momento en que Jesús carga su cruz.

En el recorrido se representaron las tres caídas de Jesús, su encuentro con María su madre; con la Verónica que seca su rostro y las mujeres que claman su liberación.

Las otras estaciones se dieron en el atrio de la iglesia: el momento en que Jesús es despojado de sus ropas, su crucifixión, su muerte, el momento en que lo retiran de la cruz y su ingreso al Santo Sepulcro.

La ceremonia estuvo encabezada por el párroco Esteban Kang Choi, quien recordó a los más de 200 fieles que esta representación simboliza el sufrimiento de Jesús, el cumplimiento de las promesas divinas y el arrepentimiento, pero sobre todo recordar el verdadero mensaje divino.

 

SANTA LUCÍA

En tanto, en Santa Lucía y a través del Viacrucis exhortaron a la población a analizar los hechos que acontecen en la actualidad, previstos en las Sagradas Escrituras.

A diferencia de años anteriores, en esta ocasión el Viacrucis partió del baluarte de San José El Alto, donde niños, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad acompañaron al joven Juan de Dios Carrillo Caamal en el recorrido donde representó a Jesús.

Los fieles no pudieron evitar el llanto en las últimas estaciones al tratarse de los momentos de sufrimiento vividos por el hijo de Dios.

En el camino a la crucifixión el párroco José Joaquín López Arévalo llamó a los fieles a reflexionar, arrepentirse de los pecados, acercarse a la Iglesia, no ser envidiosos y amad al prójimo.

Ya en la parroquia, la cual lució abarrotada, pidió a todos ser signos de paz para enfrentar los problemas sociales que agobian al mundo.

 

SAN ROMÁN

Por otra parte, entre rezos, meditaciones y coros, feligreses católicos del Santuario Diocesano de San Román, manifestaron su fe religiosa en la celebración del Viernes Santo con una Viacrucis, para recordar que la muerte de Cristo abre la puerta a la vida eterna.

Martín Mena, rector del santuario, encabezó la escenificación, mientras los católicos rezaban y cantaban alrededor del parque, donde aludieron a las 14 estaciones que vivió Jesús en su trayecto al Monte Calvario.

Pese al intenso sol, los jóvenes se mantuvieron firmes, y el sacerdote llamó a conducirse por el camino del bien y respetar los mandamientos de Dios.

Noticia anterior

FGE se reporta lista para proceso electoral

Siguiente noticia

Ligia Tuyub, talentosa artesana tenabeña