Inicio»Local»Denuncia el PAN posibles delitos y hasta espionaje

Denuncia el PAN posibles delitos y hasta espionaje

0
Compartidos
Google+

Por la posible comisión de delitos electorales del candidato del PRI-PVEM, Rafael Alejandro Moreno Cárdenas, el representante ante el Consejo General del Instituto Electoral del Estado de Campeche, Jorge Alberto Baqueiro Cáceres, presentó denuncia ante la Fiscalía de Delitos Electorales, Servidores Públicos y Periodistas, y acusó espionaje.

Presenta como prueba un video donde presuntamente entrega dinero envuelto en una playera a una mujer de Ciudad del Carmen, para la compra de láminas, “lo que se trata de compra de votos”.

Antes, en conferencia, el abanderado a la gubernatura, Jorge Rosiñol Abreu, denunció que trabajadores de la Comuna de Palizada fueron despedidos por acudir en día inhábil a un evento del PAN, y pidió al gobernador Fernando Eutimio Ortega Bernés poner orden con sus alcaldes. “Tal parece que esta es una elección de Estado”, apuntó.

Su coordinador de campaña, Humberto Armando Prieto Herrera, destacó además que Moreno Cárdenas no es la persona autorizada para convocar a firmar un convenio. Pareciera que quiere tomarse atribuciones del Instituto Electoral, y eso además de cínico es ilegal.

Insistió en que el video es la prueba contundente de la compra de votos y conciencia que está emprendiendo el PRI, por lo que luego de presentada la denuncia ante la Fiscalía General del Estado, “no pactaremos con ellos”.

Recriminó que Moreno retome como suya la propuesta de eliminar la Tenencia vehicular, cuando en su momento el ex presidente panista Felipe Calderón Hinojosa la impulsó y el PRI la rechazó.

Aquí en Campeche ya son dos legislaturas locales que rechazan las propuestas del PAN para eliminarla, subrayó, al acusar de ocurrencias la compra de votos con “playeras millonarias, copiar las propuestas del PAN y prometer cosas imposibles de cumplir”.

Noticia anterior

Hijo saca de su vivienda a su propia madre enferma

Siguiente noticia

Se concentran actividades proselitistas en la capital