Inicio»Local»Persiste maltrato a menores; falta cultura de la denuncia

Persiste maltrato a menores; falta cultura de la denuncia

0
Compartidos
Google+

Aunque el maltrato a infantes no es una problemática alarmante ni visible en la sociedad campechana, ocurre y se tienen registros, pues sólo el año pasado le reportaron 30 casos a la Procuraduría Auxiliar de la Defensa del Menor, la Mujer y la Familia del Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

El coordinador de esta Procuraduría Auxiliar del DIF Municipal Campeche, José Miguel Rosales Herrera, aceptó que aunque no es visible, existe el maltrato a menores, sobre todo en la omisión de cuidados de los padres, pues en la actualidad ambos trabajan y dejan a los hijos solos o al cuidado de terceras personas. Durante 2015 hemos recibido unos 10 reportes, de seis niños y cuatro niñas. En el 2014 fueron 30.

El procedimiento que se sigue al recibir denuncias o reportes, es que una trabajadora social y psicólogos acudan al estudio de campo a comprobar la veracidad, primero preguntando a los vecinos que saben y cómo han visto el comportamiento de los padres hacia los niños y viceversa.

Si se confirma algún tipo de maltrato se busca el contacto directo con los padres, que son los responsables de los niños, se les hace alguna advertencia o llamada de atención por escrito, y se les invita a que acudan a capacitación o situación psicológica.

Nos apoya el Centro de Atención Psicológico Especializado en Violencia Intrafamiliar (Capevi) cuando se requiere. La mayoría acepta sus errores y mejoran la calidad de vida.

ACTÚA FISCALÍA

Cuando se trata de maltrato en que existe violencia física o sexual o de que padrastros abusan de menores, se comprueba el hecho y se denuncia por la vía penal ante la Fiscalía General del Estado (FGE), que se encarga de las investigaciones y de consignar al responsable.

Lo que funcionarios encargados de atender la problemática lamentan es que  falta la cultura de la denuncia, añadió, porque muchos casos no son reportados y las autoridades no se enteran. No existen indicadores oficiales como para asegurarlo, por lo que se exhorta a la ciudadanía a denunciar, aunque sea anónimamente.

Rosales Herrera indicó que la idea de que el DIF quita a los menores de edad de sus hogares es errónea. Un juez dicta si el menor puede o no estar conviviendo con los padres o con algún familiar.

El DIF Estatal o Municipal no quita a niños de sus hogares, antes indaga quienes pueden hacerse cargo, y de no existir mandarlos a algún albergue, como el de María Palmira, y ahí están hasta que algún pariente quiera hacerse responsable o alguien los adopte.

 

MINAS, FOCO CONFLICTIVO

Para las autoridades policiacas y asistenciales la colonia Minas es uno de los focos conflictivos de la ciudad, por su mayor incidencia de violencia y robos. Las escuelas siempre reportan cambios de conducta en los infantes. El segundo sitio es la Unidad Habitacional de Plan Chac, donde se denuncia omisión de cuidados.

Lo correcto es que los niños se desarrollen al lado de sus padres. Al no ser posible se buscan otras instancias para apartarlos de su núcleo familiar, que los apoye a emprender su desarrollo.

Los reportes son atendidos en el teléfono 811 7226 o en calle 49 A entre 10 y 12 del barrio de Guadalupe, sean o no anónimos. Los datos deben ser claros y precisos e indicar el domicilio donde se pueden ubicar. Es decir, número de la casa y calle y alguna referencia y el nombre de los afectados o de los papás, para saber a quién buscar.

Noticia anterior

Baby shower de Urci Loyo

Siguiente noticia

Ingresa langosta en Hecelchakán