Inicio»Elecciones 2015»Allanan local Layda y 20 de sus seguidores

Allanan local Layda y 20 de sus seguidores

0
Compartidos
Google+

La senadora Layda Elena Sansores San Román y una veintena de sus seguidores irrumpieron violentamente ayer cerca de las 11:50 horas en un local del Centro Arboledas, donde causaron destrozos y se apoderaron de documentación del virtual diputado por el IV Distrito, Christian Michelle Castro Bello, con el argumento que desde ahí operaba una “casa de mapaches” y/o “centro de espionaje”.

Sansores arribó a la Fiscalía General del Estado (FGE) y exigió a su titular, Arturo José Ambrosio Herrera, actuar inmediatamente ante estos hechos. Detectaron una antena que alegaron se usó para comunicar a “mapaches” que favorecían las votaciones de abanderados tricolores.

El local está ubicado en la avenida López Portillo, frente a la FGE. Tras su efímera reunión con el fiscal, Sansores y acompañantes se aproximaron al único acceso del predio y tocaron sin ser recibidos. Elementos de la Agencia Estatal de Investigación (AEI) se aproximaron a las 12:45 horas.

Roberto Hernández Macossay, quien se encontraba en el interior junto con otras 12 personas, dialogó con personal de la AEI y los estaba dejando accesar, pero la senadora exigió entrar. Discutieron, y  los elementos de la AEI se retiraron. Roberto cerró la puerta de cristal tras breve forcejeo.

Bajo los incandescentes rayos del sol la legisladora custodiaba el acceso. Más seguidores se concentraban, rodearon el complejo y cortaron el suministro de energía.

A las 13:15 horas el abogado Félix Sélem Villanueva afirmó que era su despacho, que no podía dejarlos ingresar sin orden judicial, y ante los destrozos, indicó ser dueño del complejo. La encaró junto con el encargado de Barber Shop, que reclamó el corte de energía. Sélem se retiró advirtiendo que denunciaría.

 

DESTROZAN VIDRIOS

A las 13:35 horas con un  mazo los laydistas destrozaron los vidrios de la puerta principal del local, e ingresaron. Hubo gritos de ambos bandos, y oposición a que revisaran documentos.

Una dama entró en crisis por la violenta irrupción. Hubo manotazos que protegían fólders, sobres, cajas y roperos de madera. Sillas y mesas volaron. Todo revolvieron y empezó a aparecer papelería del PRI y propaganda de Castro, e incluso recibo de pagos a taxistas.

Menudearon los gritos de fraudes y mapaches. Al fondo del local, de aproximadamente 20 metros, un escuálido joven protegía cinco sobres amarillos. Sansores exigió se los mostrara, y ante la negativa por la fuerza se los quitaron.

Documentación y propaganda se aseguró y Sansores acusó que era un centro de espionaje del C-4 contra todos los abanderados de Morena. Se pidió el apoyo policial y se bloqueó la avenida. Unas dos horas duró la tensión, antes de que se retiraran, con la amenaza de ambos bandos de denunciar los hechos.

Noticia anterior

Niegan atención a parturienta, acusan

Siguiente noticia

Presumen tala clandestina en zona de La Montaña