Inicio»Local»En caso de pederastia, no podemos erigirnos jueces: José Yeh Euán

En caso de pederastia, no podemos erigirnos jueces: José Yeh Euán

0
Compartidos
Google+

En el caso de pederastia que denuncia el presbítero veterocatólico, Luis Felipe Izquierdo Cundafé, “no podemos ser jueces, porque no conocemos el corazón de las partes”, argumentó el párroco de Dzitbalché, José Luis Yeh Euán, y apeló a tener misericordia.

El sacerdote católico reconoció que es una situación difícil, “a todos no gustaría saber qué está pasando, porque eso ya no es problema de religión, es problema de la sociedad”.

Sin embargo, añadió que en estos momentos debemos apelar a las palabras del papa Francisco, quien invita a la medicina de la misericordia.

“El papa es un hombre que está en las entrañas de la sociedad, que conoce el corazón de los hombres de nuestro tiempo, y que  ahora ha convocado a un año jubilar de la misericordia”.

Yeh Euán precisó que una de las frases de ese documento llama a hacer uso de esa medicina antes que otra cosa.

“En la misericordia de Dios está poder recorrer el caminar de los siglos, porque somos una Iglesia milenaria que a lo largo de los siglos hemos visto tantos problemas y situaciones, pero no es que Dios solape al hombre, es que ama al hombre, y este Dios es el que vino y dijo: no he venido a condenar al mundo, he venido a salvarlo. Lo importante del ser humano es saber reconocer”.

Refirió que en su última encíclica el papa dijo que “Dios permite que el hombre caiga hasta lo más bajo, pero también el hombre tiene la oportunidad de volver su mirada al rostro misericordioso de Dios y encontrar en él esa bondad, esa misericordia; en esa situación, así debemos mirar la problemática que vive nuestra sociedad, porque eso ya no es problema de religión, es problema de la sociedad”.

El párroco insistió en que hay que ir en la línea de la misericordia, del amor de Jesucristo, saber entender, porque a veces en la búsqueda de una justicia se cometen las peores injusticias.

“Realmente sí nos gustaría saber a fondo qué está pasando, pero si no estamos preparados para conocer la verdad, nos vamos a convertir en jueces y verdugos; creo es mejor mirar el rostro misericordioso de un Dios que ama a todos los hombres sin distinción, sin discriminación, y es el que se sigue dando todos los días con nosotros en cada Eucaristía”.

Finalmente, puntualizó que desde que tiene memoria, es la primera vez que se da un señalamiento de este tipo en la Diócesis de Campeche.

Noticia anterior

Vuelca auto en carretera; dos menores con heridas

Siguiente noticia

Club de Leones cambia de directiva