Inicio»Local»Queja contra Farías fue presentada con retraso

Queja contra Farías fue presentada con retraso

0
Compartidos
Google+

Ricardo Raúl Poot Montejo se quejó en contra del secretario de Educación (Seduc), José Martín Farías Maldonado, 20 meses y varios días después de los hechos que narró, por lo que la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Campeche (Codhecam) se declaró incompetente, y avisó a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), que le respondió.

Así lo confirmó el visitador general Alejandro Ramón Medina Piña, al rechazar indiferencia o desinterés de la Codhecam en atender a la ciudadanía. Tenemos que apegarnos a los procedimientos que determina la ley, indicó.

La presidenta de la Codhecam, Ana Patricia Lara Guerrero, rechazó hablar del tema, y el visitador general citó a conferencia al mediodía, y apareció con 45 minutos de retraso.

Medina Piña informó que efectivamente Poot Montejo hizo valer una inconformidad por ciertos hechos ante la Comisión de Derechos Humanos. Al analizar su escrito nos topamos con una causa de incompetencia: Que toda queja debe ser presentada en el término de un año, y habían transcurrido un año ocho meses y algunos días más.

Se dijo extrañado de la versión de Poot Montejo de que no se le dio seguimiento a su caso, porque se le notificó de la determinación en base a lo que establece la legislación, y recurrió al organismo nacional, que es su derecho.

La CNDH determinó el 29 de mayo que no procede su impugnación, porque no presentó su queja en tiempo. Los hechos habrían ocurrido en el 2013. Se lo hice ver, tiene información de nuestros acuerdos, oficio de notificación y la resolución del órgano nacional.

Cuando se acredita una violación a derechos humanos, que no es este caso porque hubo incompetencia por el tiempo que pasó antes de presentarse la queja, la recomendación se dirige al funcionario, y éste, dependiendo de la gravedad, tendría que ser llevado a procedimiento administrativo y resuelto conforme al capítulo 17 de la Constitución sobre la responsabilidad en que incurra.

La no aceptación de una recomendación, explicó, trae como consecuencia que la Comisión pueda citar ante el Congreso al titular de esa dependencia, para que ante los diputados externe por qué la rechaza.

Noticia anterior

Futuros enfermeros exponen proyectos

Siguiente noticia

Extorsión telefónica