Inicio»Local»Vigilantes abandonan el muelle por falta de pago

Vigilantes abandonan el muelle por falta de pago

0
Compartidos
Google+

Por la presunta falta de pago salarial por parte de la Administración Portuaria Integral de Campeche (Apicam), empleados de vigilancia de la dársena de San Francisco y del muelle pesquero del mercado 7 de Agosto, abandonaron sus labores a modo de protesta, obligando a la dependencia a improvisar con sus mismos trabajadores que actualmente resguardan sus accesos.

Así lo comprobó TRIBUNA durante un recorrido que realizó por ambos sitios, donde hasta días atrás, trabajadores de empresas de seguridad privada custodiaban la infraestructura estatal, pero por razones que no ha dado a conocer la propia institución, hoy fueron reemplazados por sus empleados.

En la dársena de San Francisco, ubicada frente al monumento a la Mujer Campechana, trabajadores con uniforme de la API recibieron al periodista a quien le aseguraron que “todo estaba funcionando a la normalidad”, aunque al cuestionarlos sobre la ausencia de los vigilantes, guardaron en silencio argumentando desconocer la situación.

Sin embargo, fuentes extraoficiales dijeron sospechar que la ausencia de los vigilantes que anteriormente cuidaban el acceso principal a la dársena, puede deberse a dos motivos: que la Administración Portuaria Integral (API) dio por terminado el contrato con la empresa privada de vigilancia o la falta de pago que los obligó a retirarse del sitio.

Misma situación ocurre en el muelle pesquero del mercado 7 de Agosto, donde tras concluir la obra, se realizó la contratación de vigilantes para el cuidado de las instalaciones.

Sin embargo, en recorrido realizado por TRIBUNA se corroboró que éstos fueron relevados por empleados de la Apicam, quienes actualmente están encargados del cuidado y protección de la infraestructura portuaria.

Aquí los pescadores ribereños señalaron que presuntamente los cuatro veladores que se encontraban en el sitio se fueron debido a la falta de pago por parte de la dependencia estatal, aunque igualmente se desconoce la veracidad de las versiones.

“Se rumora que no les pagaban y por eso se fueron”, comentó un pescador mientras agregaba que en su lugar “nos mandaron a dos trabajadores de la API”.

Cabe mencionar que para buscar la versión oficial de lo ocurrido, TRIBUNA intentó contactar vía telefónica al director general de la Administración Portuaria Integral, David Uribe Haydar, pero no contestó ni regresó la llamada telefónica.

Noticia anterior

Visita reportero Jorge Zarza La Perla del Golfo

Siguiente noticia

Familias sin vivienda pedirán lotes baldíos