Inicio»Local»Acueducto paralelo, otro gran pendiente del actual Gobierno

Acueducto paralelo, otro gran pendiente del actual Gobierno

0
Compartidos
Google+

La tan anunciada y ya inaugurada obra del acueducto paralelo Chicbul-Carmen no ha cumplido con las expectativas, a pesar de la inversión superior a los mil millones de pesos, denunció el presidente del Comité Ejecutivo Estatal (CEE) del PRD, Wílliam Mena Flores.

El dirigente exigió que se audite e investigue a los funcionarios de la administración pública federal y estatal, así como a la empresa ICA, porque a todas luces hay corrupción y malos manejos en la obra.

En su rueda de prensa semanal, recordó que con una inversión superior a los mil millones de pesos e inaugurado por el Presidente Enrique Peña Nieto en mayo del año pasado, el acueducto paralelo Chicbul-Carmen, que se supone solucionaría el problema de abasto de agua en la Isla, sigue sin prestar servicio.

“Aún cuando el propio Peña Nieto resaltó que con ello se acreditaba la responsabilidad de Gobierno Federal  de cumplirle a los carmelitas al asegurarles el abasto regular de agua potable, fueron sólo palabras, pues el desabasto de agua potable en la capital económica del Estado siguen siendo el principal problema entre la población”.

Mena Flores refirió que una de las frases que se repitió fue: “Agua no va a faltar en la zona”, pero vemos que fue una más de las mentiras externadas el 6 de mayo de 2014 por el entonces director de la Conagua, David Korenfeld, quien además se atrevió a señalar que el Gobierno Federal atendería el primer acueducto para dejarlo listo y tener dos fuentes de abastecimiento.

Desde entonces a la fecha, afirmó, primero se descubrió que el acueducto estaba bloqueado por basura y escombro que la constructora dejó en el lugar, y aún cuando se supone fue limpiado, la empresa ICA, encargada de la obra, nunca fue sancionada.

“Ahora, desde la carretera rumbo a la Isla es común ver innumerable fugas a todo lo largo de la obra que, además, generan un desperdicio impresionante del vital líquido, sin mencionar el de por sí deficiente abasto a la ciudad, lo cual es lamentable, porque han sido más de mil millones de pesos y más de seis años para la ejecución de una obra que no concluye”.

Noticia anterior

Acereros, por final de la Norte

Siguiente noticia

A visorías del club Tuzos