Inicio»Local»AMC heredará mucha obra pública inconclusa

AMC heredará mucha obra pública inconclusa

0
Compartidos
Google+

A escasos ochos días de que termine la actual administración estatal, barrios tradicionales y colonias populares siguen “secuestradas” por las constructoras que trabajan a marchas forzadas.

Sin embargo, los evidentes retrasos no permitirán concluir las obras pendientes antes del 15 de septiembre, lo que es muy lamentable, sostuvo el presidente del Consejo Ciudadano y vecino del barrio de Santa Ana, Jorge Cambranis Vega.

Cuestionó cuál será el argumento para justificar la violación de los contratos de dichas obras ante el nuevo gobierno, que recibirá una ciudad con obra pública inconclusa.

“Todos los días los ciudadanos somos sorprendidos con desviaciones constantes al tránsito en calles y avenidas, ya que no concluyeron detalles o hay deficiencias por corregir en obras que supuestamente ya están listas”.

El ingeniero de profesión manifiesta su asombro por el latrocinio y la corrupción cometidos a plena luz del día y sin el menor recato, pues no se necesita ser especialista en la Ley de Obra Pública y Servicios Relacionados para darse cuenta de la impunidad que han gozado los constructores, y recordó que todavía hay perjuicios para transeúntes y automovilistas.

“Y siguen surgiendo detalles, pese a los meses que se mantuvieron cerradas las vialidades, por ejemplo, la calle Coahuila, a partir del Parque de Santa Ana, donde durante los servicios religiosos o a la entrada y salida de la Escuela Primaria ‘Adolfo Ruiz Cortines’ se forma caos vehicular”.

Y ve una situación mucho más preocupante con el cierre de la calle 104 y Villa Cabra, donde en la reparación de ambas arterias se invirtieron millonarios recursos.

“Pero como la obra pública es una de las principales fuentes generadoras de recursos, se puso en práctica el viejo truco de construir y volver a construir, como hasta el momento lo han hecho”.

 

PELIGRO

En esa parte de la ciudad, refirió, los riesgos aumentan por las noches, durante los fines de semana y en días de lluvia, porque el tráfico se desvía a la altura del Parque de Santa Lucía hasta alcanzar las calles 102 ó 5 para subir a Bellavista, y dichas arterias se construyeron en su momento para carretas.

Al llegar la modernidad, así como el pavimento, el espacio para circular se mantuvo igual, donde dos vehículos no pueden pasar al mismo tiempo; uno se tiene que pegar para ceder el paso al otro, y si los conductores son viscerales, se forma el embotellamiento.

“A lo anterior debemos agregar la avenida Héroe de Nacozari, otra historia sin fin; el Gobierno Federal invirtió en su momento cuatro millones de pesos, que al parecer resultaron insuficientes, porque las propuestas técnicas y financieras presentadas por los constructores no incluyeron los detalles, y hasta hoy en día siguen ajustes como la construcción de una glorieta en el cruce con la avenida Ejército Mexicano”.

Para concluir, agregó que todo parece indicar que ya no importa el perjuicio al ciudadano, pues como la próxima administración es del mismo partido, aceptará lo que dejen inconcluso.

Noticia anterior

Portada

Siguiente noticia

Imparten taller “El libro-objeto”