Inicio»Local»Nonagenario clama por ayuda para sobrevivir

Nonagenario clama por ayuda para sobrevivir

0
Compartidos
Google+

Hasta hace unos meses Ricardo Pozos Cambranis se valía por sí mismo, a sus 94 años lavaba y planchaba ajeno, pero ahora mendiga donde puede y hasta donde su osteoporosis le permite llegar; no tiene familia y está a punto de ser desalojado.

Nacido en Mérida, Yucatán, en 1920, recuerda que su primera chamba la tuvo a los 10 años en la lavandería El Brillante, propiedad de un español, su habilidad en el oficio lo llevó a la Ciudad de México.

“Trabajé en las mejores lavanderías, nadie me ganaba”, recuerda, mientras sostenía su bastón, sentado junto a una bolsa de tela donde guarda documentos importantes.

Indicó que regresó a Campeche y se puso a vender zapatos en San Juan de Dios, llegó a vender hasta 10 pares a la semana, lo que lo hizo despreocuparse por buscar un trabajo que le ofreciera seguridad social.

Para el extra, vendía Lotería Nacional, pero también “fui bolero y lavé carros. Nunca hice por buscar un trabajo que me asegurara”. No le hacía falta, porque le iba bien.

Desde hace 10 años renta un predio, el número 4 ubicado en el andador Sirilocuac, manzana 19, en Plan Chac, donde lavaba y planchaba ropa ajena, lo que le daba para vivir y pagar la renta, y con los mil 200 del programa 65 y Más acompletaba.

Sin embargo, hoy enfrenta a diario la tristeza de la soledad o la angustia de pasar el día sin comer. Caerse no le preocupa tanto como el quedar sin un lugar donde vivir, pues “me están corriendo, la dueña no quiere que yo viva porque piensa que me quiero quedar con su casa”.

“Si alguien tiene un trabajo en casa que me lo de, puedo barrerla, limpiarla o lavar ropa, planchar. Creo que podría seguir haciendo lo que sé, como urdir hamacas, elaborar arreglos florales. Antes me defendía, pero de unos meses para acá todo es difícil. A veces tengo ganas de morir. Espero me ayude el nuevo gobierno”, confió.

Noticia anterior

Choque deja un lesionado y daños por 48 mil pesos

Siguiente noticia

No deja pendientes la Seduc