Inicio»Local»Curas pedófilos siguen impunes: Franco Parrao

Curas pedófilos siguen impunes: Franco Parrao

0
Compartidos
Google+

Los sacerdotes pedófilos de la Iglesia Católica en la Diócesis de Campeche, no serán castigados conforme a la ley, porque se sienten protegidos por la fuerza y el poder de esa institución religiosa y la complicidad del Estado, aseguró la tarotista, Sandra Luz Franco Parrao.

Recordó el caso de Luis Felipe Izquierdo Cundafé quien, por necesidad, pues era una persona de escasos recursos, cuando fue seminarista tuvo que soportar vejaciones, humillaciones y hasta presunto abuso sexual de los sacerdotes Francisco Velázquez Trejo y Martín Mena Carrillo.

“El poder de la Iglesia es muy grande y fuerte, pero es moral, no espiritual, porque en sus sacerdotes no hay un amor limpio ni apegado a Dios, ya que sólo se apegan al sistema de las buenas costumbres para ser respetados y les crean todas sus mañosidades, aunque en lo oscurito ocultan la verdad”.

Franco Parrao asentó que la grey católica piensa que todos sus sacerdotes son santos, incluso el Papa, cree que los bendicen y los cuidan, pero no siempre es así, como en el caso de los curas pederastas que presuntamente abusaron de Izquierdo Cundafé.

“No habrá justicia terrena, porque hay un contubernio clero—Estado, porque a nadie le conviene exponer esos asuntos”.

La tarotista opinó que los jóvenes están expuestos a este tipo de situaciones, “sobre todo porque la Iglesia, al igual que los narcos, los reclutan para ser carne de cañón. Necesitan tener el ganado abundante, entonces, la juventud y los niños son sus presas, principalmente porque tienen muchas necesidades y problemas familiares”.

La mayoría de los jóvenes, indicó, están incómodos en sus casas, ya sea por pobreza, olvido de los padres, y otros factores que conllevan a que sean débiles y presa fácil de los pedófilos. “El problema es que muchos católicos creen en sus sacerdotes, al igual que los jóvenes que suelen ser víctimas de abuso sexual”.

 

EXORCISMOS

De las conferencias sobre exorcismo que organizó la Iglesia Católica, las calificó como una cortina de humo para distraer a la opinión pública sobre los casos de curas pederastas acusados de abuso sexual.

“Los sacerdotes son magos y artistas a quienes se les hace fácil montar este tipo de espectáculos para ocultar sus escándalos sexuales”.

“Luz de Amor”, como también se le conoce a Franco Parrao en el mundo del gnosticismo, añadió que seguir la palabra de Dios es lo que da la sabiduría y el conocimiento, no la Iglesia ni el catecismo, por lo que no es necesario recurrir a un templo o pertenecer a un credo religioso para obtener el perdón de los pecados, ya que Dios nos perdona todo, menos la blasfemia contra el Espíritu Santo.

Para defenderse de los señalamientos en su contra, los ministros religiosos hacen circo, maroma y teatro para distraer a la opinión pública, aseguró. “Por eso, quien necesite ayuda debe clamar a Dios y no caer en mano de curas que manipulan a las masas para sus propios intereses o fines”.

Asistir a prácticas y charlas sobre exorcismos, es consecuencia de la adoración de fetiches, lo que hace que la gente luego busque ayuda asistiendo con estos sacerdotes, finalizó.

Noticia anterior

Operativo “Comunidad Segura” en Constitución

Siguiente noticia

Heredia se estrena como “la mamá” de Juan Gabriel