Inicio»Local»Reafirman sacerdotes sus votos de castidad

Reafirman sacerdotes sus votos de castidad

0
Compartidos
Google+

Cerca de 115 sacerdotes de la Diócesis renovaron ayer votos de pobreza, castidad y obediencia durante la Misa Crismal, donde se bendijeron los santos óleos de catecúmenos, enfermos y presbíteros, que ayer mismo fueron repartidos en las 70 parroquias y capellanías de la entidad.

Portando vestiduras blancas y en oración, los curas partieron de la iglesia del Dulce Nombre de Jesús y caminaron sobre la calle 55 para entrar al templo mayor diocesano.

Se les exhortó a ser sacerdotes íntegros en la proclamación de la palabra de Dios, desde todo punto y en todo momento.

La predicación es el punto principal del sacerdote, por eso deben de animar su espiritualidad a la luz, pues al ser un anunciador abierto y viviente, despertarán la fe en todo el pueblo.

Los párrocos, diáconos y ministros consagrados fueron testigos de la bendición de las urnas con los aceites de olivo e incienso, que fueron colocados en el presbiterio. Al final recibieron un poco para llevarlos por la tarde a sus recintos religiosos.

Cabe señalar que se bendijeron tres urnas, la primera contenía el óleo de los enfermos, que se utiliza para los aquejados por dolencias físicas o quienes sienten la debilidad propia de su edad avanzada.

La otra tenía el óleo de los catecúmenos, que fortalece al que va ser bautizado preparándolo para las exigencias de la fe y protegiéndolo contra las insidias del maligno.

La última, el Santo Crisma, toma su nombre del mismo Cristo, es decir, el ungido, y representa la dignidad de cada hijo de Dios que es templo de la divinidad y que participa en la misión profética y sacerdotal. Con él se unta las manos de los presbíteros, la cabeza de los obispos y los altares de las iglesias.

Noticia anterior

Reprochan la indiferencia del Ayuntamiento para recibirlos

Siguiente noticia

Golpe a depredadores

1 Comentario