Inicio»Local»Los 13 rastros son de mediano riesgo

Los 13 rastros son de mediano riesgo

0
Compartidos
Google+

Los 13 rastros y mataderos públicos registrados en la entidad, pasaron del status de alto riesgo a mediano, y la meta es llegar a un bajo riesgo, aseguró el titular de la Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios, (Copriscam), Santiago Rodríguez Adam, quien descartó la presencia de clembuterol en la carne destinada al consumo humano.

Y asentó: “La Comisión, en estrecha coordinación con la Secretaría de Salud, trabaja en una estrategia de vigilancia sanitaria para evitar que la población consuma carne contaminada, por lo que continuarán las actividades enfocadas a la prevención de riesgos sanitarios en rastros y mataderos”.

Las acciones de vigilancia se llevan a cabo a través de dos vertientes: acciones de verificación, de las que a la fecha se han realizado 14 visitas, que motivaron recomendaciones a los ayuntamientos para la corrección de las observaciones encontradas, y la toma de 51 muestras de hígado de los animales sacrificados, para la detección de clembuterol, sin que se haya encontrado esta sustancia.

“Proteger a la población contra los riesgos sanitarios derivados del faenado de la carne en rastros y mataderos del Estado, es una actividad que se efectúa a través de la aplicación de un programa de vigilancia sanitaria denominado Rastros, que la Secretaría de Salud realiza a través de la Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios”.

Además —continuó Rodríguez Adams—, se cuenta con acciones de fomento sanitario, por lo cual ya fueron impartidos dos cursos de capacitación a 37 empleados de los rastros, enfocados en las buenas prácticas de higiene en el proceso de sacrificio y faenado. Se prevé continuar con esta actividad en lo que resta del año.

“Estas acciones han permitido pasar de alto a mediano riesgo, pero la meta es llegar a bajo. Mediante la aplicación de cédulas de evaluación de riesgos, en 2015 se llegó a la determinación de implementar estrategias de mejora en los centros de sacrificio”.

Esto ha sido posible con intervención de autoridades estatales y municipales en el ámbito de sus competencias, en coordinación con las dependencias federales, y el objetivo es que los rastros y mataderos cumplan con la normatividad sanitaria, para beneficio de la población que consume productos cárnicos, finalizó.

Noticia anterior

Obreros liberan acceso del relleno sanitario

Siguiente noticia

Fin a bloqueo carretero