Inicio»Local»Miente el obispo

Miente el obispo

0
Compartidos
Google+

Al negar que se haya tomado el común acuerdo de que a partir del 31 de julio se retirarían de Campeche los padres salvatorianos, el superior provincial de la Sociedad del Divino Salvador, Piotr Filas, desmintió al obispo de Campeche, monseñor José Francisco González González, y sostuvo que sigue vigente el contrato entre ambas partes firmado con el anterior obispo, Ramón Castro Castro.

Los curas polacos, sin embargo, en ejemplar cumplimiento del voto de obediencia asumido el día de su ordenación sacerdotal, desalojaron ayer la parroquia de San José Obrero, en medio de las lágrimas de decenas de feligreses y la impotencia de alumnos de los colegios Instituto Mendoza y Fray Angélico, que calificaron de cínico y mentiroso al obispo José Francisco González González.

Ayer a mediodía, gente del obispo González González llegó a la iglesia de San José Obrero a tomar el control de todo, sin llevar algún documento oficial que garantice el proceso de entrega recepción o una orden del Obispado. La instrucción, al parecer, fue sacarlos de la forma que sea.

Sin embargo, el padre Andrés Kusiak no cayó en las provocaciones, y con humildad y sencillez cedió el paso a los emisarios del obispo, y pidió a algunos jóvenes catequistas y acólitos que lo ayudaran a sacar sus pertenencias para subirlas a una camioneta propiedad de la congregación religiosa a la que pertenece.

La persecución, el acoso y el hostigamiento en contra de los curas polacos no acabó ahí, pues el obispo González también ordenó que fuera borrada toda huella de la congregación salvatoriana de los colegios Instituto Mendoza y Fray Angélico, por lo que ayer, personal de esos planteles se dedicó a esa labor, no sin antes lamentar las decisiones del obispo que denotan odio, rencor y deseos de venganza, sentimientos que, dijeron, no son propios de una persona que se ostente como un representante de Dios en la tierra.

 

SE CONTRADICE GONZÁLEZ

En un video-mensaje difundido en redes sociales, el obispo José Francisco González González, aseguró con voz temblorosa, en evidente muestra de inseguridad, que la salida de los curas salvatorianos es “temporal” y se tomó de común acuerdo con el superior provincial, Piotr Filas.

Sin exponer las razones por las que se acordó esa salida temporal ni precisar, monseñor González, sin ver directamente a la cara, aseguró en su video-mensaje que los salvatorianos estaban enterados del resolutivo y que se les envió el oficio con toda oportunidad.

Noticia anterior

Garantizado el abasto de suero contra venenos

Siguiente noticia

Delincuentes golpean y despojan a un joven