Inicio»Local»Uber, envuelta en líos internacionales

Uber, envuelta en líos internacionales

1
Compartidos
Google+

Además de que evade al fisco y no responde a los usuarios cuando se presentan accidentes, Uber tiene severos problemas en países como España, Holanda, India, Argentina, Estados Unidos y México, donde ha intentado imponerse sin respetar los ordenamientos legales, aseguró el director del Instituto Estatal del Transporte (IET), Candelario Salomón Cruz.

Por ello, se pedirá a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público que investigue a esa empresa transnacional, ya que no acredita su situación  legal, y no ha presentado acta constitutiva ni algún otro documento que avale su registro ante esa instancia como prestadora de servicios.

“Es una empresa fantasma que con su plataforma sale de las redes sociales. Es un fraude, porque abusa  de las necesidades de los pueblos a través del ofrecimiento de empleos y servicios de transporte de manera ilegal. Por eso enfrenta problemas en España, México, Holanda, India y Estados Unidos, país éste último de donde proviene”, aseveró.

Además incita a la ciudadanía a violar la ley, abusa de la necesidad e ignorancia del pueblo y atenta contra la paz social, porque los representantes de Uber no tienen apariencia de personas con moralidad. Más bien tienen apariencia de defraudadores, explicó.

Es mentira que esa empresa sea responsable, porque no responde a las prestaciones sociales, no otorga seguridad a sus supuestos socios, no brinda garantías de seguridad y no se hace responsable en caso de accidentes de las unidades que tiene en su registro.

Por todo lo anterior Uber no va entrar a la entidad a dar servicio público de transporte, advirtió, porque para esa prestación, en cualquiera de sus modalidades, se requiere de concesión o permiso expedido por el IET. Este es el único organismo con facultades para otorgar concesiones, de conformidad en lo que establecen los artículos 16 y 46 de la Ley de Transporte en el Estado en vigor, mismos ordenamientos que esa transnacional se niega a acatar.

 

NO ES NECESARIA

Salomón Cruz sostuvo que no existe la necesidad de que entre una nueva agrupación de transporte público, pues en la entidad está cubierto el servicio.

El  parque vehicular del transporte de pasajeros es de  seis mil 490 unidades, de las cuales tres mil  200 son taxis tipo Sedán; mil 148 colectivos, mil 116 autobuses y mil 026 mototaxis. Aunado a lo anterior existen cinco mil conductores certificados que tienen más de 16 años esperando una concesión.

En Campeche se tienen que respetar las normas legales, insistió Salomón Cruz, al precisar que el artículo 16 señala que el transporte de personas en cualquier zona del territorio del Estado a cambio de un precio o tarifa constituye un servicio público, para cuya prestación se requiere de una concesión o permiso otorgado por el IET.

Cualquier ciudadano con un carro particular que lleve a una persona y ésta haga un trámite de pago con tarjeta de  crédito o en efectivo, sea un peso o un centavo, desde ese momento se convierte en transportador público. Eso significa que tiene la obligación de contar con la concesión expedida por la Institución, de acuerdo al artículo 16.

El artículo 46 señala que para prestar el servicio público de transporte, los particulares deberán contar con concesión otorgada a su favor por el IET.

El artículo 25 del reglamento de la Ley de Transporte del Estado señala que toda prestación o explotación del servicio público de transporte requiere concesión o permiso expedido por esta situación. Es decir, no hay escapatoria. Cualquier ciudadano que quiera prestar el servicio, sea particular o público, tiene que tener la autorización de esta institución.

El IET es el órgano desconcentrado de la Secretaría del Gobierno del Estado, con autonomía técnica y facultades ejecutivas, que tiene como uno de sus objetivos el de fijar los términos y condiciones para la prestación del servicio público de transporte y otorgar concesiones a particulares para su prestación. Esta autoridad determina cuándo y dónde se debe otorgar permiso.

Entre sus atribuciones, se encuentran, según el artículo 25 fracción décimo tercera de la Ley de Transporte: otorgar concesiones a particulares para la prestación de servicio público de transporte, así como declarar la caducidad de las mismas, revocarlas o declarar su extinción en los casos previstos por la ley.

 

Parque vehicular

  1. 3 mil  200 taxis tipo Sedán.
  2. 1,148 colectivos.
  3. 1,116 autobuses.
  4. 1,026 mototaxis.
  5. 6,490 unidades en total.

 

Las sanciones

En cuanto a las sanciones,  Salomón Cruz advirtió que prestar el servicio público de transporte sin concesión, merece una multa equivalente a 300 veces el salario mínimo general  vigente en el Estado, es decir 21 mil 912 pesos como mínimo, que puede llegar a un máximo de 40 mil, según sea el caso.

Por la falta del tarjetón, que debe tener un conductor del transporte público certificado, la multa equivale a cien veces el salario mínimo general vigente en el Estado, es decir siete mil 304 pesos. Por la falta de licencia de transporte público la multa es similar, lo mismo que por la falta de póliza de seguro, de  la placa y del número económico.

“Es decir, quien viole la ley se puede hace acreedor a una multa total de 58 mil 432 pesos, como mínimo, además del aseguramiento de la unidad”.

El funcionario estatal exhortó a la ciudadanía a no caer en el juego sucio de Uber, pidió conservar a Campeche como el Estado más seguro, no provocar enfrentamientos entre hermanos, ni buscar solución a la situación económica por puertas  falsas, con ofertas improbables, que ofrecen trabajo y ganancias extraordinarias, que realmente son fantasías.

Recordó que trabajar de manera ilegal lleva al riesgo a los campechanos que participan de perder su patrimonio familiar, ya que Uber no los va a defender. Tiene problemas de crisis económica en su propio país de origen, Estados Unidos, donde no la quieren, y eso lo ha llevado a perder millones de dólares.

Noticia anterior

Respétame…

Siguiente noticia

Asaltan a batazos a español