Inicio»Local»Sin cementerios en 120 poblados

Sin cementerios en 120 poblados

0
Compartidos
Google+

Al menos 120 pequeñas comunidades campechanas carecen de espacio público para enterrar a sus difuntos, por lo que deben recurrir a panteones de otros pueblos o regresarlos a los sitios de donde son originarios,  revelaron autoridades ejidales entrevistadas por Tribuna.

Candelaria, Campeche, Hopelchén, Calakmul y Champotón son los municipios con la mayor cantidad de comunidades donde se carece de sitios dedicados a la recepción y entierro de difuntos, por lo que, de acuerdo con la ley, deben solicitar al Ayuntamiento la “Constancia de Traslado de Restos”, que no tiene ningún costo, para llevar el cadáver de una comunidad a otra.

Debido a que es la zona donde se presenta la mayor cantidad de nuevos asentamientos, Candelaria es el municipio con la mayor cantidad de comunidades sin camposantos, pues de las 158 poblaciones reconocidas, en 58 no tienen dónde enterrar a sus muertos.

Existen algunos asentamientos irregulares en proceso de regularización que tampoco cuentan con panteones, ante lo cual recurren a las localidades circunvecinas más grandes.

En la capital del Estado, el encargado del Departamento de Panteones del Ayuntamiento, Fernando Rocha Segura, dijo no saber cuántas localidades carecen de panteón, aunque recordó que el Reglamento para Cementerios del Municipio de Campeche, en su artículo 7, establece que en cada población que exceda de 500 habitantes, la autoridad municipal tendrá a su cargo dotarla de lugar para depositar cadáveres.

Extraoficialmente se supo que son alrededor de 25 comunidades del municipio campechano las que se encuentran en esa situación, por lo que ante casos de fallecimiento van donde sí hay espacio. Las comunidades con mayor urbanización cercanas a la ciudad capital, como Lerma, Imí, Chiná, Hampolol y Castamay, cuentan con panteones propios.

De las 69 localidades del municipio de Champotón, cinco carecen de espacios para dar sepultar a sus finados: La Noria, El Porvenir, La Joya, Ciudad del Sol y Haltunchén.

De manera específica, los pobladores de La Joya ya cuentan con propiedad en las necrópolis ubicadas en la cabecera champotonera o, en su defecto, solicitan la renta por tres años —equivalente a 500 pesos— de bóvedas con que cuenta el Ayuntamiento en espacio nuevo.

EN HOPELCHÉN, nueve localidades no tienen lugares asignados como cementerios, por lo que sus habitantes recurren a otras comunidades.

 

EN TENABO no tienen camposantos Kankí,  Xkuncheil, Santa Rosa, Nache Ha,  San Pedro y Santa Rita Corralché, por lo que los difuntos son enterrados en la cabecera municipal, en Pomuch o en los lugares de donde provienen y si tienen panteón.

 

EN CALKINÍ, La pequeña  comunidad de “La Fátima” es la única que no cuenta con cementerio.

 

EN CALAKMUL, seis comunidades que carecen de espacios para sepultar: Zoh Laguna, La Lucha, La Guadalupe, Heriberto Jara, Valentín Gómez Farías y Campanario y la ranchería Las Delicias.

Noticia anterior

Zenzontle presenta su ‘Cronología de la muerte’

Siguiente noticia

Aprueban empresarios la aplicación de alcoholímetro