Inicio»Local»Apoyan extinción de juntas de Conciliación

Apoyan extinción de juntas de Conciliación

2
Compartidos
Google+

Autoridades laborales, dirigentes sindicales y abogados campechanos respaldaron la decisión del Congreso de la Unión de sustituir las juntas de Conciliación y Arbitraje por tribunales laborales del Poder Judicial de la Federación y de las entidades federativas, porque coadyuvará a reducir el rezago en los juicios.

Representantes de las federaciones de Trabajadores de Campeche (FTC), Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) y de Trabajadores y Campesinos (CTC), celebraron este cambio para la celeridad de los asuntos laborales.

El secretario de Finanzas de la FTC, José Antonio Puc Puc, indicó que al principio el anuncio de los cambios generó temor de que se terminara con el derecho de huelga, pero esto fue solucionado en reunión de líderes nacionales con integrantes del Congreso del Trabajo.

“Creemos que es un cambio positivo. Consideramos que es una oportunidad para que dejen de retrasarse los juicios de los trabajadores, que siempre tardan de dos a tres años en ser resueltos”, manifestó.

De su lado, el líder de la CROC, Miguel Alonso Pacheco Díaz, señaló que este cambio es parte de la reforma laboral, que permite mejorar la situación de las denuncias laborales, pues por mucho tiempo no se había hecho nada en este sentido. En adelante permitirá mejores amparos y resolutivos.

“De esta manera se pondrá fin a esas mañas que se tenían y a la lentitud que predominaba. Ahora tendremos que analizar cómo funcionará, de acuerdo con las modificaciones que apruebe la Cámara de Diputados, y seguiremos detenidamente las acciones”.

El secretario general de la CTC, Marco Antonio Sánchez Abnal, indicó que sustituir las juntas de Conciliación y Arbitraje por tribunales laborales federales constituye un gran paso para la clase trabajadora, y debe seguir adelante para modificar el manejo de los resolutivos que han sido tardados.

“El problema siempre ha sido que la tardanza en los laudos propiciaba que el trabajador se cansara y dejara a un lado la demanda, lo que al final seguía siendo una injusticia. Es por eso que hay que estar atentos a los cambios, que hasta el momento parecen factibles y renuevan la impartición de la justicia laboral”.

 

PENDIENTE SU VALIDACIÓN

El delegado de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Víctor Manuel Méndez Lanz, dijo que falta recorrer camino largo para que concretar la desaparición de los tribunales, pues debe ser aprobado por el Congreso de la Unión, y que al menos 16 estados de la República lo acepten, para modificar la Constitución.

Las juntas —sostuvo—, han tenido un problema de rezago en las demandas laborales, aunque no especificó porcentaje, ya que, pese a pertenecer a la STPS, trabajan de manera independiente.

Esta iniciativa el Presidente Enrique Peña Nieto busca promover políticas públicas que fortalezcan el trabajo formal, la competitividad, la productividad y el trabajo digno y bien remunerado, a través de una mejora en la aplicación de las leyes en la materia.

“Era algo necesario, porque estos organismos requieren mayor atención y presupuesto, para que su operación ofrezca a los trabajadores respuesta a sus demandas y a los patrones certidumbre”.

En el caso de los sindicatos —añadió—, se pretende crear un organismo independiente para registrarlos junto con sus contratos colectivos de trabajo, lo que constituiría una entidad previa para resolver conflictos laborales, antes de llegar a los tribunales.

El presidente del Colegio de la Barra de Licenciados en Derecho de Campeche, Luis Humberto López López, sostuvo que “el cambio de casa beneficia en el sentido de considerar el hecho de que ha habido mucha crítica a las juntas locales y federales por el rezago derivado de la carga de trabajo, y porque se ha peleado la contratación de más personal para acelerar los procedimientos laborales y estar más al día o a la par”.

Las juntas locales, abundó, están adscritas al Poder Ejecutivo, al pasar al Poder Judicial se puede considerar la existencia de las conciliaciones.

“Habrá que analizar algunos trasfondos políticos, como modificaciones que se van a hacer en cuanto a los conflictos laborales. También, los valores sindicales que hay que observar detenidamente en esta reforma, porque se habla de acabar con los emplazamientos a huelga”.

Existen dos caras del asunto: El beneficio del trabajador y el prejuicio sindicalista. Sin embargo, es un buen proyecto para la sociedad, trabajadores y empresarios, y en su punto del equilibrio tiene que evitar la sobrexplotación de todas las partes, apuntó.

 

HAY REZAGO

Por su parte, el magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE), Carlos Felipe Ortega Rubio, reconoció que en todo el país existe rezago en las juntas de Conciliación y Arbitraje, por falta de capacitación del personal, pues quienes ejercían esa labor no eran meramente jueces y, por ende, la conciliación tardaba.

“El problema de las juntas es que no se les ha dado la importancia en la práctica, por lo que pasan directamente al arbitraje, la denuncia y desahogo de pruebas, lo que retrasa la resolución”.

Resaltó que de ser aprobado el cambio, no será necesario contratar nuevas personas, al contrario, serán capacitadas y tendrán al frente a juez para llevar al verdadero propósito y no llegar a los juicios. Al menos en la JFCA laboran 10 personas.

Noticia anterior

Embiste a motociclista

Siguiente noticia

Concientiza Secult sobre conservación patrimonial