Inicio»Local»Transportistas respetarán sus actuales tarifas

Transportistas respetarán sus actuales tarifas

0
Compartidos
Google+

El Frente Único de Trabajadores del Volante (FUTV) consideró acertada la medida del gobernador Rafael Alejandro Moreno Cárdenas de no autorizar el incremento de las tarifas del transporte público, para no lesionar la economía de la ciudadanía, aunque buscarán acercamiento con el Instituto Estatal del Transporte Público (IET) para exponer un proyecto de análisis por los gasolinazos.

El dirigente, José Luis Arjona Jiménez, aseguró que están en la misma frecuencia que el gobernador, ya que lo importante es no lesionar a la población y aunque los ruleteros registran pérdidas, sabrán aguantar y apegarse a las indicaciones de no subir tarifas.

En febrero solicitarán audiencia con el director del IET para exponer la situación del gremio y presentar un proyecto que en su momento darán a conocer.

No hemos subido las tarifas, porque respetamos la ley, pero los insumos son más caros. Solo en gasolina por cada unidad se gastan 100 pesos más. “Si antes le poníamos 300 pesos, ahora son 400”, añadió.

Eraclio Soberanis Sosa, dirigente de la sociedad transportista Murallas de Campeche, expuso que  lo ideal sería que los gobiernos de los tres niveles busquen posibles soluciones al problema, como implementar el programa de precios preferenciales para comprar diesel, como hacen con los sectores agropecuario y pesquero, que obtienen el litro a 13 pesos.

Sugirió que para mantener las tarifas y enfrentar los gasolinazos, el Gobierno Federal apoye al sector con créditos a tasas blandas, dar oportunidad de ser catalogados como micros y pequeñas empresas (Mypimes), que tengan derecho al dos por ciento sobre nóminas y que cuenten con apoyos en equipos para eficientar el consumo de combustible.

El sector está al límite y no puede aguantar más. La ley señala que el incremento a las tarifas del transporte público debe darse  por lo menos cada dos años de ser necesario, previo estudio socioeconómico, considerando el salario mínimo y costos de insumos, principalmente, subrayó.

El alza a los combustibles afecta, pero “no mataría de hambre” a los  empresarios del transporte, porque la mayoría tiene este negocio como “algo extra” y no para subsistir, aseveró Soberanis Sosa. Eso ha contribuido a que el servicio no mejore en la calidad, ya que no le prestan la atención suficiente y además existen ciertas “mafias”.

Noticia anterior

Profeco vigilará el reembolso del FIGY

Siguiente noticia

Protestan pescadores por robos de motores