Inicio»Local»Revés a la Fiscalía

Revés a la Fiscalía

0
Compartidos
Google+

Luego de 270 días de prisión preventiva, el exsecretario de Salud A.C.T. y el exadministrador de esa dependencia, M.R.D.R., recobraron su libertad ayer gracias a que un juez federal aprovechó las inconsistencias del expediente integrado por la Fiscalía estatal, para otorgarles un segundo amparo que redujo de cinco a dos los delitos que enfrentan ante la supuesta omisión de pago a Hacienda y el desvío de más de 12 millones de pesos de programas federales.

Ante el revés judicial, el fiscal General del Estado de Campeche, Juan Manuel Herrera Campos, afirmó que solicitarán el recurso de revisión por ambos amparos y destacó que “el juez federal consideró que la medida cautelar de prisión preventiva era muy amplia para este asunto y les concede la libertad, vamos a inconformarnos”.

 

La salida

Ambos portaban gorras negras; el exsecretario con el cabello largo, y el exadministrador con el bigote crecido; caminaron más de 30 metros desde la entrada  al penal de Kobén hasta la pluma de acceso; a paso veloz cruzaron la rampa cargando personalmente sus pertenencias, el primero en una gran bolsa de tela azul, el segundo en una mochila.

Eran  las 17:59 horas cuando llegaron ante los policías penitenciarios que resguardan la primera caseta perimetral. A.C.T. vestía una camisa de manga corta de cuadros grandes y un raído pantalón de mezclilla; M.R.D.R., una playera tipo polo de color azul y pantalón obscuro.

Luego avanzaron hasta los policías penitenciarios que se encuentran en la pluma de acceso, quienes les preguntaron sus datos generales.  El exsecretario se notaba más presuroso. Su exadministrador más tranquilo, acomodándose la gorra y el bigote hasta se dio tiempo para saludar con la mano a las cámaras. Los reporteros se abalanzaron sobre A.C.T. cuando éste abrió la cajuela para resguardar sus pertenencias, pero el exfuncionario hizo como que no escuchaba. Luego abordó el asiento del copiloto del Kía, color plomo con placas DJD-6376 del Estado de Campeche que los condujo hacia la libertad.

No dijeron palabra alguna ante los medios, solamente les importaba dejar atrás aquel enorme edificio en cuyo interior permanecieron alrededor de seis mil 480 horas, que para ellos habrá sido una eternidad.

Noticia anterior

Golpea con palo a su víctima

Siguiente noticia

Aplaude Freciez llegada de Gendarmería Ambiental