Inicio»Local»“Fuerzas diabólicas atacan a obispos”: acusa Ramón Castro

“Fuerzas diabólicas atacan a obispos”: acusa Ramón Castro

0
Compartidos
Google+

El obispo de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, negó que haya encubierto, como obispo de Campeche, el caso de pederastia en contra del entonces seminarista Luis Felipe Izquierdo Cundafé, y acusó que “fuerzas diabólicas están detrás para acusar y ganar dinero y para desprestigiar a algunos obispos”.

En un mensaje difundido a través de las redes sociales, Castro Castro subrayó: “En los medios apareció una afirmación fuerte donde se dice que yo soy defensor de sacerdotes pedófilos. Debo aclararles con todo el corazón, con toda sinceridad, y Dios es mi testigo, de que jamás he sido defensor de pedófilos, jamás”.

“Tengo muy claro, sobre todo últimamente, lo que el papa nos pide a los obispos, pero lo he tenido claro siempre, desde antes de que el papa insistiera con esta firmeza. Con esta fuerza, desde Benedicto XVI yo tenía y tengo la plena convicción de que eso es un crimen y que no lo podemos permitir de ninguna manera ni solapar bajo ningún término”.

Siendo obispo de Campeche, añadió, los sacerdotes de ese entonces fueron testigos de que cuando hubo claridad en alguna acusación actuó como tenía que actuar.

“Su servidor llegó a la Diócesis de Cuernavaca en julio de 2013 y en octubre de 2014, más de un año después, recibo un correo electrónico de un joven que fue seminarista en Campeche y que dice que sufrió un problema de ese tipo, con un sacerdote, y yo quedo sorprendido. Él había hablado de algo pero jamás había hecho referencia a él sino a otro tipo de problema”.

“Yo llamé a las personas involucradas siendo obispo de Campeche, y absolutamente dijeron no, absolutamente, y este joven jamás me habló de que él había sido una víctima. En octubre de 2014 recibo ese correo, por educación le respondo que ya no es cuestión mía y le pido que se dirija al obispo de Campeche y platicarle y en todo caso hacer una acusación, cosa que nunca hizo”.

“A partir de eso hay unas personas interesadas en seguir este caso por un interés realmente triste y negativo. Lo llamaron a Campeche, lo trajeron y se hizo en Campeche un proceso judicial que me ha causado tanta tristeza y de verdad veo la maldad de algunos corazones y esto duele sobre todo cuando uno no es culpable de nada”.

“Si yo tuviera conciencia de haber sido defensor de pedófilos yo hubiera dejado ya mi ministerio hace tiempo, pero delante de Dios y de mi conciencia, les digo a ustedes que jamás lo he sido y que hay fuerzas diabólicas que están detrás para acusar y ganar dinero y para desprestigiar a algunos obispos. Qué tristeza”.

“Hermanos, ojalá esta aclaración pueda servir, ojalá pueda ayudar. De verdad, delante de Dios, de mi conciencia, si algo vale la palabra de un obispo que habla con el corazón les manifiesto esta realidad. Ánimo, Dios bendiga a todos”, concluye.

Noticia anterior

Va Focam por recuperar créditos de las pulperitas, advierte Vargas

Siguiente noticia

Entregarán medallas a 2 campechanas