Inicio»Local»Maquiladoras locales no temen a Trump

Maquiladoras locales no temen a Trump

0
Compartidos
Google+

Las ocho maquiladoras que operan en Campeche producen anualmente 144 millones de prendas textiles, de las cuales el 75 por ciento se exporta a Estados Unidos de América (EUA) y el 25% restante se queda para consumo en México, y aportan una derrama de 960 millones de pesos.

De acuerdo a la Asociación de Maquiladoras de Campeche, los municipios de Hecelchakán, Champotón y Calkiní albergan dos factorías, mientras que Campeche y Tenabo una. Elaboran principalmente ropa deportiva y casual como camisas y uniformes. Además, son fuente de 11 mil empleos, siete mil directos y cuatro mil indirectos a través de servicios.

Su presidente, Martín Díaz Torres, explicó que emplean personal de todo tipo, desde gente con grado de estudios de secundaria para áreas de costura, hasta profesionistas como ingenieros industriales y de sistemas computacionales para las administrativas y de dirección.

A diario —detalló— las factorías producen alrededor de 428 mil 571 prendas, con derrama de dos millones 857 mil 143 pesos.

La más pequeña, según la Secretaría de Economía (SE), genera unos 600 empleos y produce 144 millones de pesos anuales, que se inyectan directamente a la economía local, mientras que la más grande derrama unos 250 millones.

Los insumos que utilizan, según la AMC, provienen de países como Estados Unidos, China e India, que llegan por vía marítima, y del propio país, a través de carreteras.

Para la exportación al país del norte, las maquiladoras utilizan el puerto de Progreso, Yucatán, y lo que es para consumo nacional se envía en camiones de carga, principalmente con destino a la capital de la República y el Estado de México.

 

PROTECCIONISMO

Respecto a la política proteccionista del presidente estadunidense, Donald J. Trump, Díaz Torres precisó que no hay riesgo en el corto plazo, pues son empleos no peleados por Estados Unidos, que le tira a industrias más complejas, como la automotriz y la aeroespacial.

“La industria del vestido no tiene casi ningún riesgo. Al contrario, seguimos produciendo, contratando gente, generando empleos e  invirtiendo dinero en el Estado”, indicó.

Así mismo, los textiles que se fabrican aquí son de alto consumo en EUA, y la única afectación es que se trasladaría la maquila a otros países. No obstante, los empresarios han invertido mucho en Campeche, confían en la mano de obra local, y porque México ya es un país con una tecnología avanzada en la elaboración de prendas.

“La política de Trump poco a poco se ha estado debilitando, y el riesgo es cada vez menor”,  aunque reconoció que el problema que enfrentan es la alta rotación de personal, que ha pegado en la eficiencia de las plantas.

 

DEPENDEN DEL TLC

Para la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) del Gobierno del Estado, existe nerviosismo entre los inversionistas, pero aclara que la actividad manufacturera en Campeche y en México está regulada por el Tratado de Libre Comercio, y mientras no cambie, las condiciones siguen siendo las mismas.

“Se vislumbra una renegociación del TLC, pero no de David contra Goliat, sino de un duelo de titanes. México no es el mismo hoy que hace 20 años, ha crecido, además de que la proximidad con Estados Unidos y Canadá lo hacen atractivo para la instalación de maquiladoras”, señaló el secretario de Desarrollo Económico, José Berzunza Espínola.

La ecuación económica que propone Trump a quien perjudicaría sería a los estadunidenses, pues al incrementar impuestos y aranceles, se cargan al consumidor final. Por ello, no se puede alterar a tal grado la relación binacional, pues están integradas las cadenas de proveeduría, oferta laboral, etcétera.

Campeche está optimista, pues el mercado laboral mexicano es atractivo y competitivo. Las inversiones continúan, y al día de hoy ninguna maquiladora ha manifestado interés de retirarse, subrayó.

De su lado, el delegado de la Secretaría de Economía, Tirso García Sandoval, enfatizó que el ramo textil es un empleador masivo, y por eso es necesario dar pasos firmes hacia la industrialización del Estado. Además, la renegociación del TLC se dará a finales de 2017, lo que concede certidumbre a las exportaciones en lo que resta del resto del año.

El Tratado necesita ser actualizado, tomando en cuenta las nuevas formas de hacer negocio que hoy tiene México. El Gobierno Federal vigilará que los intereses de México sean bien salvaguardados, subrayó.

Si bien Estados Unidos es el socio comercial estratégico por excelencia, México también es el tercero del país del norte. El volumen de consumo de nuestro país representa 350 mil millones de dólares al año.

Noticia anterior

Portada

Siguiente noticia

Refrenda EPN compromisos