Inicio»Local»Javier Duarte quería acabar con el ejido: May Can

Javier Duarte quería acabar con el ejido: May Can

0
Compartidos
Google+

La Procuraduría Agraria debe explicar por qué y cómo Alfonso Ortega López y Moisés Manzur Cisneros, prestanombres de Javier Duarte de Ochoa, lograron ser in­tegrantes del Comisariado Ejidal, para el despojo de tierras en Lerma que incrimina al exgobernador de Veracruz, exigió Pedro Celestino May Can, al señalar que hay pre­dios ejidales dentro del complejo Campeche Country Club.

Si hay voluntad por esclarecer el caso y llevar ante la justicia a los traficantes de tierras, las autorida­des deben explorar todas las aris­tas que surjan o que existen desde el primer momento en que se dio a conocer, en el sexenio de Fernando Ortega Bernés, lo que ocurría en Lerma.

Recordó que de 800 lotes o par­celas que se eligieron, 600 las aga­rró Miguel Velázquez Nieva, las cuales fueron escrituradas a cinco diferentes prestanombres, entre ellos Antonio Almazán Arteaga, Abel Muñoz Lagunes y Luis Alber­to Cu Flores, éste último, uno de los operadores de Carlos Mouriño Atanes.

Velázquez Nieva, como todos sa­ben, trabajaba para Javier Duarte, y como llegamos a escuchar de boca de Carlos Mouriño, se quedó con 100 hectáreas que le vendió un eji­datario. Hay que destacar que cada uno recibió un promedio de 230 mil pesos, pero hubo a quien no le terminaron de pagar.

Las tierras ejidales de Lerma, puntualizó, pasaron a manos de los operadores de Velázquez Nieva. La intención de Carlos Mouriño era quedarse con todas las tierras, seguro lo habían convenido, pero con todo lo que sucedió con Javier Duarte, se frenó el plan.

En Lerma, agregó, subsisten mil 70 hectáreas ejidales, porque “so­mos ocho que no vendimos. Deci­dimos no entrar al parcelamiento, mucho menos irnos al dominio ple­no, porque sabíamos lo que surgiría y de hacerlo, el ejido desaparecía.

Uno de los objetivos de Veláz­quez Nieva, Almazán Arteaga y Mouriño Atanes era desaparecer el ejido, antes de que surgiera el escándalo que hoy mantiene a Duarte a punto de ser vinculado a proceso por delincuencia organi­zada y operaciones con recursos ilícitos.

No concretaron sus deseos por­que había un expeciente, de 2015, donde demandó a José Juan Ja­neiro Rodríguez, Moisés Mansur Cisneros, amigo de Duarte, Santa Bartolo Acuña y Velázquez Nieva.

Todos estuvieron solo una vez en Lerma. Nadie sabía de ellos, pero aseguraron que aquí vivían, ya que se presentaron con carta del comisario municipal, de apelli­do Ayuso, de que vivían en Lerma. Era falsa

Otro documento que protegió a los prestanombres de Duarte lo expidió Gabriela Albarrán Her­nández, cuando era comisaria municipal de Lerma. Contra ella se solicitó juicio político, que no prosperó por decisiones de la LXI Legislatura.

Noticia anterior

Campeche, sede de Premundial Juvenil

Siguiente noticia

Muere por presunta negligencia médica