Inicio»Local»Nula donación sanguínea

Nula donación sanguínea

0
Compartidos
Google+

Permanece nula la cultura de donación de sangre y los indicadores no han variado en los últimos tres años, pues de 100 personas solamente tres lo realizan de manera voluntaria, el resto lo hace para apoyar a un familiar o un ser querido en situaciones de emergencia, reconoció la directora del Centro Estatal de la Transfusión Sanguínea (CETS) de Campeche, Virginia Peña Hernández.

En conmemoración al Día Mundial del Donante de Sangre, externó que desde hace ocho años se ha buscado impulsar la cultura de donación altruista a nivel nacional y estatal,  tal como ha exhortado la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las estrategias van encaminadas a no olvidar que las necesidades transfusionales están presentes, por ello no hay que esperar el día en que un familiar o un ser querido enfrente algún problema de salud.

En México se captan casi tres millones de unidades de sangre y de éstas un tres por ciento es voluntaria, porcentaje en la que Campeche está a la par de la media nacional, es decir, de 100 personas que donan solamente tres lo hacen de manera altruista.

Según la OMS una región debe mantenerse con el mínimo del 50 por ciento de donación, “lamentablemente estamos alejados del indicador, incluso como país”.

Desde el 2014, para la entidad los estándares siguen siendo similares, cada año acuden al CETS cerca de 15 mil donantes de sangre pero no todos contribuyen en los requerimientos de calidad, no por enfrentar una enfermedad como el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) y el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), sino por otras complicaciones de salud relacionadas con la edad.

En el 2016, de las 14 mil 300 personas que acudieron, pudieron donar 11 mil 500 al resultar efectivos permitiendo la distribución de 25 mil componentes sanguíneos certificados en atención a  toda la red hospitalaria.

De los donantes el 97 por ciento estuvo relacionado con pacientes que estaban recibiendo transfusiones en hospitales mediante un programa establecido desde  1990 en todos los hospitales de México.

En cuanto al género, el 60 por ciento fue representado por hombres debido a las condiciones de la vena y su estado físico, el 40 por ciento fueron mujeres; por la edad la mayoría de los donantes son personas entre 18 a 30 años de edad.

Si bien donar sangre es un proceso totalmente seguro, pues las únicas complicaciones son algunas reacciones adversas como un mareo o moretón pero de manera temporal, para la CETS es fundamental garantizar la seguridad del donador y del donante.

Por ello se atraviesa un proceso para verificar que los niveles estén en óptimas condiciones, primeramente al interesado se le realiza un estudio rápido y una consulta médica con duración de casi 35 minutos para detectar que no padezca alguna enfermedad.

De resultar apto, se procede con la donación que dura ocho minutos, e incluso gracias al equipo tecnológico con el que se cuenta, las balanzas una vez que determinan que ya se tienen 480 mililitros de sangre se detienen automáticamente.

Finalmente, garantizó el abasto de sangre ante cualquier emergencia, pero todavía falta que las personas adopten la cultura de donación y no esperen hasta que suceda una emergencia, y agregó que la sangre artificial todavía no es una realidad en ninguna parte del mundo, “y todos los hospitales dependen del buen corazón de la población”.

Noticia anterior

Amigos del Pelón doblega a Big Pary

Siguiente noticia

Entrega DIF Municipal aparatos funcionales