Inicio»Local»Se quejan vecinos contra cura de San José Obrero

Se quejan vecinos contra cura de San José Obrero

0
Compartidos
Google+

Las quejas a través de las redes sociales en contra  del párroco de San José Obrero, Marcos Cohuó, por vender muy caro los medicamentos que son donados por la ciudadanía a la iglesia, fue confirmado y las afectadas piden que la Diócesis tome cartas en el asunto para disminuir los precios o que destituyan al párroco.

Desde la semana pasada empezó a circular un face en las redes sociales, donde vecinos que omitieron sus nombres por temor a represalias, se quejaron en contra del padre, debido a que en su dispensario médico expenden a precios muy altos los medicamentos.

Lo anterior fue confirmado por Isabel Acevedo, quien manifestó que el viernes pasado fue a comprar unos medicamentos para sus enfermedades (bezafibrato, pravastatina, glibenciamida y celebret) y no le alcanzó el dinero para adquirirlos, pues los precios  aumentaron cuatro veces más.

Los  medicamentos genéricos antes los daban de cinco a 10 pesos como cuota de recuperación,  ahora ya cuestan 25, 30, 40 y hasta cien pesos, lo que desde luego a las personas de escasos recursos ya no le alcanza para comprarlos.

Muchos prefieren ir a las farmacias conocidas como “similares”.

Las quejosas de las redes sociales señalan que desde que entró Marcos Cohuó, los precios de los medicamentos han aumentado al doble.

Este problema no pasaba cuando la parroquia y el dispensario estaban a cargo de los padres salvatorianos, quienes además de ser los  iniciadores de este programa, no vendían los medicamentos, lo regalaban a las personas necesitadas.

Isabel Acevedo exhortó a la Diócesis de Campeche a tomar cartas en el asunto, que vigilen el dispensario y le llamen la atención al padre o en su caso cambiarlo de parroquia, pues solo se dedica a lucrar con la feligresía.

 

HOMILÍA

A deshacernos de las riquezas materiales de este mundo para alcanzar el Reino de Dios, que es un tesoro que vale todas las riquezas del mundo, dijo Jesucristo a sus discípulos y a todos los cristianos, afirmó el sacerdote Fabricio Seleno Calderón Canabal, durante la homilía dominical en el santuario de Nuestra Señora de Guadalupe.

Noticia anterior

Derriba poste y vuelca camioneta

Siguiente noticia

Apuñalan a sujeto en el mercado AFA