Inicio»Local»Delitos ambientales, imposible de controlar

Delitos ambientales, imposible de controlar

0
Compartidos
Google+

Delitos ambientales como la tala ilegal de madera es imposible controlar o vigilar debido a la extensión de las áreas donde se realiza, señaló la delegada de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) Roció Abreu Artiñano, tras indicar que una de las principales acciones para tratar de combatirlo, es concientizar a buscar permisos para el aprovechamiento y reforestación del mismo.

Insistió que es un trabajo en conjunto con la Gendarmería Ambiental, Procuraduría General de la República (PGR) y Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), quienes se coordinan en el tema de investigación y si existe autorización para cortar la madera.

Añadió que después verifican si existen guías donde se valida qué número o volumen de madera se extrae de las áreas, y ordenan a los centros de almacenamiento, que pueden ser de las mismas personas morales donde se guarda la madera, que declaren cuánto se transporta para su venta o transformación.

“Dentro de esos procesos los permisos son diferentes y varían según las áreas. Cuando entré a la delegación había un atraso de cinco años en permisos y al final se regularizó y ayudó a las comunidades para tener los permisos actualizados, los que estaban mal se rechazaron o los que han vuelto a ingresar se les ha asesorado para que sepan qué áreas son permisibles”, sostuvo.

Abreu Artiñano indicó que tratan de apoyar directamente en las comunidades, porque no solo es explotar la madera, sino platicar con ellos de que existe un área maderable que permite tener Unidades de Medio Ambiente, o especies que se alimenten de ese propio ecosistema.

“En los 11 municipios se tienen delitos ambientales, mayormente en cuestiones maderables es Calakmul que tiene aéreas de amortiguación y algunas que son permitidas para aprovechamiento y otras de Escárcega, Champotón, Candelaria y zonas del Camino Real”, sostuvo.

Reiteró qué Semarnat está para ayudar. Si no se pueden tener el permiso, hay el subsidio con Comisión Nacional Forestal (Conafor) para obtenerlo, donde se paga a las comunidades para conservar y a otros para sembrar especias en su conservación.

Noticia anterior

Zarpan 60 barcos a pescar camarón

Siguiente noticia

Casi linchan a dos en Miguel Hidalgo